Actualidad

Isabel II no está dispuesta a que Andrés y su juicio por abusos sexuales empañen su Jubileo de Platino

El propio príncipe habría insistido a su familia que las posibilidades de que que se sentara en el banquillo, acusado de abusos por Virginia Giuffre, eran muy escasas. Pero la realidad es otra. La soberana está que trina.

Las paredes del Palacio de Buckingham temblaron cuando se dio a conocer que finalmente el duque va a juicio y se sentará ante un tribunal en Nueva York para declarar sobre los presuntos abusos sexuales a Virgina Giuffre dentro del caso del pedófilo millonario Jeffrey Epstein. Temblaron porque la familia Windsor, y en especial Isabel II, está inmersa en el 70º aniversario de la Soberana en el Trono.

La Reina, volcada en los preparativos de su Jubileo de Platino quiere mantener distanciado a su hijo Andrés. Su imagen está tan deteriorada que empañaría las celebraciones de una conmemoración histórica. Tanto la familia real como el equipo de asesores que trabaja en la organización de los festejos "harán todo lo posible", según publica The Mirror, para impedir que los problemas legales de Andrés, su juicio en Nueva York y su conexión con el caso Epstein, arruinen el esperado Jubileo.

Expertos en monarquía cuestionan la estrategia legal del duque en este juicio y consideran que su "contraataque" solicitando un jurado popular puede dejarle más expuesto y aún perjudicarle más, lo que irremediablemente afecta también a la monarquia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin