Actualidad

La Fundación de Bill y Melinda Gates tiembla tras su divorcio: un extra de 15.000 millones de dólares y una nueva junta

La organización filantrópica privada más importante del mundo está revisando su gestión tras el divorcio de sus copresidentes y han anunciado una expansión de sus donaciones debido a la delicada situación sanitaria que atraviesa el planeta. Tanto Bill Gates como Melinda aportaron 15.000 millones extra a la dotación de 50.000 millones tras su separación para reforzar sus proyectos benéficos.

Lea también - Bill Gates y Melinda French, divorciados de forma oficial: así dividen su fortuna de 130.000 millones de euros

La fundación, creada por Bill y Melinda Gates en el año 2000, distribuyó alrededor de 5.000 millones de dólares anuales antes de la llegada de la pandemia y aumentó a 6.700 millones de dólares el año pasado, ya que gastó mucho en vacunas, pruebas y tratamientos contra el covid-19. Mark Suzman, su director ejecutivo, ha dicho al Financial Times que van a mantener este nivel porque la pandemia ha supuesto un revés histórico para otros proyectos de desarrollo y lucha contra la pobreza en todo el mundo.

El movimiento será supervisado por una junta ampliada, con Suzman y tres fideicomisarios externos, además de Bill Gates y Melinda French Gates. Su divorcio supuso un "un shock" para la fundación, según Suzman, pero ambos han seguido trabajando juntos "muy eficientemente" a pesar de "no tener la misma interacción en casa". Aun así, el inversor confiesa que esta situación no es la ideal: "Tener a unos divorciados en la junta no es la mejor idea, aunque estén trabajando bien juntos". Ellos, además, "están dispuestos a aprender, mejorar y actuar rápido para que todo salga bien".

La nueva junta incluirá a Strive Masiyiwa, el multimillonario de Zimbabue y enviado pro-vacunas de la Unión Africana; Minouche Shafik, directora de la London School of Economics; y Tom Tierney, cofundador de The Bridgespan Group, consultor de algunas de las mayores empresas del mundo. La junta podría agregar tres miembros más y supervisaría los presupuestos, los planes y el liderazgo de la fundación. Una de ellas podría ser MacKenzie Scott, ex mujer de Jeff Bezos, que se ha convertido en una de las filántropas más importantes del mundo tras su acuerdo de divorcio (35.000 millones de dólares).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin