Actualidad

Andrea Levy apoya al Truhán de Jaime Martínez Bordiú en su nuevo negocio: un local para mayores de 40

Jaime Martínez-Bordiú y su esposa Marta Fernández, parecen haberle cogido gusto a su nueva faceta de empresarios de hostelería y ocio. Este fin de semana, el nieto menor de Franco y la empresaria gallega con la que comparte su vida desde hace años, inauguraban con una gran fiesta su nuevo local en Madrid, Truhán, en la calle José Abascal, muy cerca del Paseo de la Castellana.

Lea tambiénLos Franco, en guerra por la boda 'secreta' de Jaime Martínez-Bordiú

Un sitio de copas y música, flamenco incluido que Marta Fernández nos define así: "Es ideal para que mis amigos tengan dónde ir. Los de más de 40 no disponemos de sitios para nosotros. Es un sitio para disfrutar del flamenco, de gente conocida y de amigos".

Marta Fernández posa en el nuevo local (Redes sociales)

Y así fue la inauguración, con muchas caras conocidas de las que salen en la prensa del corazón. Desde Fiona Ferrer, A dos ex de Agatha Ruiz de la Prada: Luis Gasset y Luis Miguel Rodríguez (ex de la hermana de Jaime) se vieron las caras. También estuvo Tristán Ramírez, hijo de la diseñadora y Pedro J. Ramírez.

No faltaron amigos muy cercanos de Jaime y Marta, como Gonzalo de la Cierva y su esposa Patricia Olmedilla, duques de Terranova, Antonio Carmona, la gran voz de Ketama, Bárbara Mirjan, la novia de Cayetano Martínez de Irujo, la ex triunfita Natalia.

Patricia Olmedilla con Marta Fernández en la fiesta (Redes sociales) 

Patricia Olmedilla con Marta Fernández y DJ Pomelo en la fiesta (Redes sociales) 

Marta Fernández posa en el nuevo local (Redes sociales)

El negocio ha sido bendecido por el ayuntamiento de la capital porque la concejala Andrea Levy apoyó la inauguración con su presencia. La vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular es, no lo olvidemos, concejala de Cultura, Turismo y Deportes, además de portavoz del Grupo Municipal Popular.

Lea tambiénEl nieto de Francisco Franco, pillado en la juerga españolista de Vox en Vistalegre

Pero había otras muchas caras conocidas a las que no les gustó que les hicieran fotos o que les utilicen para dar publicidad a un sitio comercial. Es de lo que se quejaba uno de los invitados a Informalia: "Jaime nos invitó a pasarlo bien en su nuevo local y nos encontramos al llegar con que había photocall, reporteros, micrófonos y nos pedían declaraciones. Yo me fui enseguida, no me gustó eso", añadió este invitado molesto con la sensación de ser utilizado por ser un personaje conocido.

Aunque queda por vender parte del gran patrimonio de Carmen Franco, sus nietos ya han heredado una fortuna importante de su madre y Jaime Martínez-Bordiú ha encontrado en el ocio la mejor forma de invertirlo.

Este verano, abrió con Marta, un chiringuito en la playa de Marbella Aua, un restaurante al borde del mar, muy conocido cuando se llamaba Pureta Beach, donde en tiempos lejanos iban a menudo Isabel Preysler y Miguel Boyer.

Aua tiene éxito, la comida es muy buena, así como el servicio, pero a la familia Franco no le gustaba la idea de que Jaime se dedicara a atender un local de copas abierto hasta muy tarde, después de luchar durante años contra sus adiciones. Parece no obstante que todo va bien, en su nueva faceta de empresario junto a su esposa y otros socios.

Jaime Martínez Bordiú está con la empresaria gallega Marta Fernández desde hace más de diez años pero se casaron en abril, en una notaría de la capital, en presencia de tres testigos.

Jaime y Marta tenían planes de contraer matrimonio hace casi cinco años pero la enfermedad y posterior muerte de Carmen Franco en diciembre de 2017 les obligó a aplazar sus planes.

Jaime se casó en 1995 con la modelo y relaciones públicas Nuria March, con la que tiene un hijo, Jaime Martínez-Bordiú, de 22 años, y de quien se separó a los seis años de matrimonio.

En aquella primera boda del menor de los nietos de Franco acudieron Felipe de Borbón y su hermana, la infanta Cristina.

Jaime Martínez-Bordiú es, junto a su hermana mayor, el que más portadas de las revistas del corazón ha ocupado. Pero el abogado también ha llenado páginas de sucesos. Sus problemas con las drogas, ya superados, le arrastraron a juicios y situaciones terribles, además de verse implicado en varios escándalos. Fue acusado de amedrentar a un conductor con un arma, tuvo que declarar por su presunta vinculación con un alijo de seis kilos de cocaína intervenidos en Requena y pasó una noche en el calabozo por presunto maltrato a su entonces novia, Ruth Martínez.

Rico por la parte de la fabulosa herencia familiar que dejó su abuelo, participa junto a sus hermanos varones en los negocios inmobiliarios de la familia.

El matrimonio reside en Villafranca del Castillo, a las afueras de Madrid.

En octubre de 2019, cuando fueron exhumados los restos del dictador del Valle de los Caídos, pese a la negativa de la familia, y su posterior traslado al cementerio de Mingorrubio, Marta Fernández tuvo un papel muy activo ante los medios, participando en las manifestaciones contra la medida del traslado como una más de la familia Franco.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin