Actualidad

Isabel Pantoja, sin escapatoria: sabe que su futuro pasa por arrodillarse ante Vasile

Decir que Isabel Pantoja está pasando uno de los peores momentos de su vida es más que una obviedad porque todo el mundo lo sabe. Hasta su hija, Isa, con la que ha retomado algo de relación, lo ha confirmado. Pero lo peor es el motivo: y es que la tonadillera, que está rota y supertriste tras la pérdida de su madre y la tremenda traición de su pequeño del alma, además está delicada de salud y se siente completamente sola, ya que esos fieles a los que siempre podía llamar e incluso pedir dinero prácticamente han desaparecido. Ya no puede tirar apenas de nadie, ni confiar, y se siente acorralada.

Sus ingresos desde hace más de dos años son prácticamente nulos si tenemos en cuenta los pagos que ha de afrontar y necesita trabajar. Desde que hace unos meses decidió 'apagar' el teléfono a sus representantes televisivos y es su hermano el que gestiona la totalidad de sus cosas. De ahí que, según se ha contado, echara a perder una minigira americana y las nuevas ofertas, en su totalidad de Mediaset, de volver al trabajo.

Lea también: Isabel Pantoja tomará medidas legales contra Julián Muñoz al terminar la docuserie y Agustín ha decidido ya demandarle

Isabel quiere cantar aunque, de momento, por salud se siente incapaz, y Paolo Vasile tiene otros planes para ella, que pasan por 'cantar' pero en una silla y sobre su vida. Algo parecido a lo que está haciendo Julián Muñoz ahora en su miniserie, amable para él, claro.

La oferta, hace unos meses, era buena. Nos hablan de siete cifras, como cuando decidió participar en Supervivientes, pero Pantoja siempre quiere el doble, así que se negó.

Las propuestas de Mediaset

Lo primero que debía hacer era contestar a su hijo en un documental tipo Rocío Carrasco o una entrevista íntima. Todo estaba por perfilar pero las cartas estaban sobre la mesa. Lo que les interesa de ella es su historia, su paso por la cárcel, su relación con el ex alcalde corrupto y su defensa sobre todas las acusaciones que ha hecho su hijo de ella.

Después de esto se ha hablado de que Isabel estudiaba ofertas de otras cadenas y que podría estar negociando con Antena 3. La respuesta a esta pregunta que hace Informalia es clara: "No hay programas en Antena 3 para ella. Tiene poco margen de negociación. Es carne de Mediaset así que hasta dudo de que se haya producido esa llamada", nos dicen.

Y es exactamente lo que siente ella. Después de mucho pensar, Isabel sabe que está contra las cuerdas, y que la solución a alguno de sus problemas pasa por decirle que sí a Vasile. "El problema es que sigue creyendo que es la Pantoja y como no ceda un poco al final no va a tener hueco", dice alguien que conoce muy bien el mundo de la televisión y el espectáculo. Al parecer, sus opciones se reducen y ella lo sabe.

De momento sigue encerrada y, al menos por el momento, va a continuar así. No tiene fuerzas, está agotada y muy triste. Su vida en los últimos años ha sido un desastre y la muerte de su madre y el distanciamiento de su hijo Kiko le han hecho mucho daño. Ella siempre ha adorado al niño, a su manera, y no entiende por qué ahora él está tan lejos. Estaba convencida de que Kiko se arrepentiría de todo lo que dijo en televisión y correría a Cantora a pedirle perdón. Pero nada de eso ha pasado. Por supuesto, le sigue echando la culpa a Irene Rosales. Cree que su nuera manipula a su hijo y dirige sus pasos. De ahí que incluso esté dispuesta a perder la finca que heredó de Paquirri. No soporta que Irene se salga con la suya. Veremos a ver cómo termina la historia porque las cosas se están poniendo cada vez más feas para la tonadillera y su situación económica cada vez es más crítica. De momento, ha malvendido su ático de Fuengirola, pero con eso no tiene para nada. Necesita volver a trabajar. Y está empezando a verlo claro. De ahí que cada vez piense más en Vasile, y eso que es perfectamente consciente de que la van a estrujar porque Mediaset necesita otro bombazo y por audiencia pasearán la cabeza parlante de Isabel Pantoja si es necesario. Pero antes han de pagarla.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin