Actualidad

Ortega Cano, muy recuperado, el primero en la iglesia para despedir a Jaime Ostos: así fue el funeral

Ortega Cano, con muy buen aspecto después de sus recientes achaques de salud, y acompañado de su esposa Ana María Aldón y de su hija Gloria Camila, fue de los primeros primeros en llegar a la iglesia de Santa Bárbara en Madrid, donde se celebró este jueves, la misa funeral por Jaime Ostos.

Al torero, fallecido a los 90 años en Colombia, el pasado 8 de enero, se le dedicarán otras celebraciones religiosas a continuación, tanto en Sevilla como en Écija, su pueblo natal. Allí asistirán sin duda otros toreros amigos de Ostos que residen en Andalucía; de ahí la ausencia de otras figuras en la misa de este jueves en Madrid.

Miguel Abellán, asesor taurino de la Comunidad de Madrid, aseguró que Ostos había sido uno de los grandes y un ejemplo para los que como él, aspiraban a ser matadores de profesión y vocación.

Jacobo Ostos jr., nacido del segundo matrimonio del torero con la doctora María Ángeles Grajal, fue el primero de los hijos en entrar en la iglesia, donde desde horas antes se encontraba ya su madre. La doctora Grajal no se dejó ver hasta finalizar la ceremonia, de donde salió desolada apoyada en su hijo.

Graciela, la hija nacida de una relación de Ostos fuera del matrimonio y a la que tuvo que reconocer por sentencia judicial, fue recibida por su hermano Jacobo a la puerta de la iglesia. Sin embargo no fue posible ver reunidos al resto de los hermanos, con los dos mayores, Gabriela y Jaime, fruto del primer matrimonio de Ostos con Consuelo Alcalá.

Lea también - Mari Ángeles Grajal, tras su terrible vuelta a Madrid con las cenizas de Jaime Ostos: "Estoy muy hundida"

Políticos del Partido Popular y Vox, defensores de la tauromaquia, no quisieron faltar a este último homenaje a una figura del toreo. Desde la ex presidenta madrileña Esperanza Aguirre, a Rocío Monasterio y su marido, Iván Espinosa de los Monteros.

El cantante Juan Peña, amigo de Ostos, quien le introdujo en Madrid cuando el artista se instaló en la capital buscando su oportunidad, fue otro de los amigos que se sumaron al homenaje. Como Luis Miguel Rodríguez, el dueño de Desguaces La Torre, Rappel, Pedro Trapote, Carmen Lomana o Norma Duval, que llegó la primera a la Iglesia con Ortega Cano y su familia.

Arrocet: "No me he ido"

Sorprendió la presencia de Edmundo Arrocet, del que se dijo que había dejado España, poco después de aparecer en público varias veces con Bárbara Rey. "No me he ido, sigo aquí con mis negocios y mi trabajo artístico, le oímos comentar. Se dicen muchas tonterías y muchas mentiras. Y no, no han sido un montaje mis fotos con Bárbara. Somos amigos hace mucho tiempo y ella no necesita hacer nada de esto para salir en la prensa", nos dijo. De Ostos, Edmundo dijo: "Fue un gran torero, gran hombre y amigo, toda la vida ha estado con nosotros, era socio nuestro" y añadía: "Nos conocíamos desde el 74".

El Padre Ángel, muy amigo de la familia, ha sido uno de los primeros en llegar, seguido por Miguel Abellán y Ortega Cano, acompañado de su mujer, Ana María Aldón, y su hija Gloria Camila.

Norma Duval, Carmen Lomana, Edmundo Bigote Arrocet, Juan Peña, Nieves Herrero y Paloma Segrelles con su madre también se han acercado a la iglesia para rendir homenaje a Ostos, así como Esperanza Aguirre, Rocío Monasterio o Iván Espinosa de los Monteros.

Los empresarios Pedro Trapote, acompañado por su mujer Begoña García Vaquero, y Luis Miguel Rodríguez 'El Chatarrero' tampoco han querido faltar a la despedida.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin