Actualidad

El príncipe Andrés y su agujero financiero de 240.000 euros: la nueva pesadilla del duque

Cuesta arriba. Así ha comenzado 2022 Andrés, que se sentará en el banquillo tras la demanda de Virginia Giuffre, quien le acusa de haber abusado sexualmente de ella cuando tenía 17 años. Una deuda de 200.000 libras (casi 240.000 euros) le hace sombra.

El duque de York ha recibido un revés en sus finanzas: Urramoor Ltd., una compañía de fondos de inversión controlada por el duque de York, ha alcanzado una deuda de 200.000 libras, según publica Daily Mail.

La empresa, en números rojos, se creó en 2013 y el duque aparecía con el pseudónimo de conde de Inverness. En los documentos de la compañía aparece también Arthur Lancaster, como contable y director. Otra empresa que ha tenido contacto con el duque hace referecia a Urramoor como una oficina de inversiones privadas.

Esta deuda de casi 240.000 euros se suma al frente de gastos que se le avecina a Andrés en concepto de honorarios por servicios jurídicos. El hermano de Carlos de Inglaterra deberá pagar al despacho de abogados que le representa ante la demanda interpuerta por la señora Giuffre. Además, y por orden de la monarca, se enfrentará a ese juicio como "ciudadano privado".

Ante la avalancha de facturas, la reina Isabel se ha desentendido y le ha cerrado el grifo financiero a su hijo por sus conexiones de amistad con el fallecido pedófilo millonario Jeffrey Epstein. Por eso, saltó a los medios la intención de Andrés de poner a la venta su mansión de 20 millones de euros de Verbier, en los Alpes suizos.

Como cortafuegos por este escándalo, la Reina despojó a su hijo de todos los títulos y honores militares, incluido el de alteza real. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin