Actualidad

Las claves de la entrevista de Nacho Palau: ¿le niega Miguel Bosé "el pan" a sus hijos?

Nacho Palau ha roto su silencio este miércoles con una entrevista concedida a Diez Minutos en la que habla de su tormentosa relación con Miguel Bosé, con quien salió durante 26 años. En los últimos meses han copado los titulares por la batalla legal que el escultor valenciano emprendió contra él para que se reconocieran a sus cuatro hijos, nacidos en 2011, como hermanos. Ivo y Telmo son hijos biológicos de Nacho, mientras que Tadeo y Diego son del cantante.

Lea también - Nacho Palau destroza a Miguel Bosé: "Lo nuestro acabó como una historia de terror"

"Era un proyecto de familia en común. Eso el juez lo ha dado por probado. Lo que ocurre es que nuestro sistema jurídico no permite esa filiación. Si hay una filiación de hecho, pero no se puede declarar una filiación de derecho", explica en el semanario.

Por el momento el caso está pendiente de resolver en la Audiencia Provincial de Madrid. De fallar en su contra, está dispuesto a recurrir y agotar todas las vías posibles.

Las Navidades de los niños

Los pequeños, que vinieron al mundo hace ya 11 años mediante gestación subrogada, sí cuentan con un régimen de visitas judicial, motivo por el que "Ivo y Telmo han ido a México a pasar las Navidades con sus hermanos y con Miguel. Han pasado allí Nochebuena y Fin de Año. El 1 de enero viajaron los cuatro a Chelva y estuvieron juntos hasta el día 10".

Miguel Bosé con Tadeo y Diego

Para él, estos reencuentros son muy especiales: "Muy bonitos, se abrazan los cuatro, Diego y Tadeo me empiezan a contar sus batallas, es muy bonito, echan a correr para abrazarme. ¡Soy su padre!".

¿Cómo le contó a sus hijos lo que ocurría?

También desvela cómo le explicó a los pequeños que el artista y él tomaban caminos separados: "A Ivo y a Telmo les he explicado todo, de forma light. Que de momento la cosa es así y que para que no estén solos, nos distribuimos, cuando tienen vacaciones ellos van a a México y Diego y Tadeo vienen a España".

Así las cosas, en la medida de lo posible, trata de ser franco con ellos: "Les he dicho que hasta que el asunto se resuelva, que está en manos de los jueces, unos señores sabios (así se lo digo), que espero que nos ayuden para que todo se solucione". Admite que es duro, pero que sus hijos lo llevan relativamente bien: "Estoy muy orgulloso de cómo lo llevan", añade. 

Quiere la custodia compartida

Con la filiación de derecho, "seguramente" conseguiría la "custodia compartida": "Implicaría que estuviesen siempre juntos, que es lo que yo quiero, y que los dos seamos sus padres. Yo no soy el que se ha ido a México y se ha llevado a Diego y a Tadeo, yo no he sido quien ha separado a los niños". 

La distancia será complicada para llevar a cabo la hipotética custodia compartida, pero él hará todo lo que está en su mano por el bienestar de los niños: "Habrá fórmulas, podrían estudiar un año aquí y otro allí, hay colegios internacionales. Yo estoy abierto a todo". Es consciente de que los cuatro niños podrían estar durante medio año en México, lejos de él: "Si tiene que ser así para estén los cuatro juntos, sí". 

Por otro lado, asegura que por el momento el artista no aporta nada para ayudar económicamente a Ivo y Telmo: "No, Miguel no ayuda con nada". Tampoco se lo ha pedido: "¿Tú le negarías el pan a tus hijos sabiendo que tienen necesidades? Yo no le pido, él sabe lo que hay... Si no sale de él, yo no le pido nada, mantendré a los niños y haré por ellos todo lo que pueda". 

El carácter de Bosé

Cuando estaban juntos, los niños vivían en un hermetismo absoluto, hasta el punto de que, asegura, apenas salían de casa: "Miguel imponía su criterio siempre y cada vez lo hacía más". Después recalca: "Empezó a cambiar cuando nacieron los niños (...) Quizá no solo fueron los niños, también su carrera, pero sí se le agrió el carácter".  

Nacho reclama que la intimidad de los niños se podría haber reservado sin tanto secretismo por parte de Bosé: "Los dos éramos padres de los cuatro, pero obviamente yo no era conocido, no era un personaje público y podía llevar sin problemas a los niños al colegio, cosas que a lo mejor él por ser quién era no podía hacer sin que le vieran. Eso era así, además, Miguel trabajaba más y yo casi siempre estaba en casa".

Lea también¿Le puso los cuernos Miguel Bosé a Nacho Palau durante 25 años?

Palau afirma que la relación con Bosé se deterioró con los años y en 2014 la situación era insostenible. Entonces, acababan de instalarse en Panamá: "Era tremendo, nos llevábamos fatal. Yo me fui fatal de esa relación. Su comportamiento, su carácter y forma de ser, todo era tremendo. Miguel cuando es bueno es muy bueno, y cuando es malo es el peor".

Palau y Bosé

Estuvieron juntos durante 26 años: "Empezó como un cuento precioso y terminó como una historia de terror". De este tiempo, Nacho se queda con lo más valioso: "Lo mejor, mis cuatro hijos, y lo peor acabar viendo que no conoces a la persona con la que has convivido tantos años". 

El hermetismo del cantante de Amante Bandido sobre su orientación sexual marcó su relación: "Miguel era un personaje público y no había salido del armario, al principio teníamos una relación maravillosa y no sé, pues lo aceptas (...) No íbamos de la mano, pero la gente allegada conocía nuestra relación". 

En 2011, Bosé desveló que se había convertido en padre de dos hijos. En 2018, trascendió la identidad de Palau tras un comunicado que emitió el valenciano hablando de sus acciones judiciales contra el cantante. Mientras que Bosé en la actualidad vive en México, Palau reside en el municipio valenciano de Chelva. Trabaja en el estudio del artista Dani Perandrés.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin