Actualidad

Acusan al padre de Luis Miguel de intentar asesinar a su esposa

La desaparición de Marcela Basteri, madre del cantante Luis Miguel, sigue siendo un misterio sin resolver desde hace más de 30 años. El cantante mexicano buscó a su madre desesperadamente y se dice que llegó a contratar los servicios del Mosad, la inteligencia israelí, para dar con su paradero, hasta ahora sin conseguirlo.

Desde entonces, se han barajado muchas hipótesis sobre la hermosa italiana, casada y madre de los tres hijos de Luisito Rey, nombre artístico del cantante y compositor gaditano Luis Gallego Sánchez, el primero que se dio cuenta del talento de su hijo Luis Miguel.

Luisito Rey dejó su propia carrera para convertirse en mánager de la joven promesa, más tarde la gran estrella de la música latina. Cuando cumplió la mayoría de edad, Luis Miguel prescindió de su padre y buscó otro representante.

Lea también - El infierno del cantante Luis Miguel: recluido, enfermo y abandonado

Luisito Rey falleció en Barcelona, en 1992, a los 47 años, de una neumonía fulminante.

Sobre la desaparición de Marcela se han barajado distintas causas, ninguna demostrada con pruebas consistentes. Desde que estaba recluida en un hospital siquiátrico en Buenos Aires o Italia hasta la implicación de su marido en su posible fallecimiento.

Luisito Rey, un hombre violento y manipulador, se habría deshecho de su ex mujer, porque Marcela quería que su hijo tuviera una infancia y adolescencia normales, algo que la ambición de su padre hacía imposible. Luisito Rey, un hombre resentido por su propio fracaso como artista, sólo vivía para el éxito de su hijo, al que manejaba en todos los sentidos y haciéndose rico a su costa. La serie de Netflix sobre el ídolo mexicano, de la que ya se emite la segunda parte, da a entender esta hipótesis sobre Rey.

Luis Miguel y su madre representados en la ficción

En 1986, Marcela quería a viajar a Carrara, su ciudad natal en Italia (famosa por su mármol) con su hijo menor y antes, tener un encuentro en Chile con Luis Miguel, entonces de 16 años. Así se lo comunicó a su ex marido, en un encuentro que tuvieron en España.

Fue la última pista que se tuvo de Marcela. Después, desapareció para siempre y ni todo el interés y la fortuna de su hijo han podido encontrarla.

En el penúltimo capítulo que devuelve a la actualidad esta misteriosa historia salen a la luz las declaraciones, la pasada semana, de Fito Girón, un conocido showman y presentador mexicano que conoció bien a la familia Rey y al cantante.

Lea tambiénLuis Miguel, obligado a vender su yate de 2,6 millones de dólares por la crisis del coronavirus

La periodista mexicana Claudia Pacheco Ocampo recogía en el diario Quién las declaraciones de Girón, en las que afirmaba: "Luisito Rey pidió que mataran a la mamá de Luis Miguel. Pidió que la asesinaran en la casa de Las Matas".

Y prosigue asegurando que Rey les hizo el siniestro encargo a varias personas más, entre otros al 'Negro Durazo', ex jefe de la policía de Ciudad de México y al actor y productor Andrés García. Los dos se habrían negado a colaborar en semejante crimen.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin