Actualidad

Georgina, la novia de Cristiano: "Nadie me ha propuesto mejor plan que cuidar de los niños"

El 2022 se presenta lleno de cambios para Georgina Rodríguez. La novia de Cristiano Ronaldo está a la espera de dos acontecimientos que harán que su vida no vuelva a ser igual. El primero, y más inminente, el estreno de su reality Soy Georgina en Netflix. El segundo, y más importante, el nacimiento de sus gemelos.

"Soñaba con tener un príncipe azul y hoy lo tengo", dice Georgina en el último adelanto que ha enseñado la plataforma de streaming antes de su lanzamiento. "Sé lo que es no tener nada y sé lo que es tenerlo todo", dice la de Jaca (Huesca), que mostrará su vida actual llena de lujos pero también regresará a sus orígenes humildes. 

Lea también: Georgina Rodríguez vuelve al pueblo y a su humilde piso de Madrid: Netflix enseña su regreso a los orígenes

De hecho, en las imágenes aparece haciendo un recorrido por su pueblo y también visitando el piso de Madrid donde vivió cuando se trasladó a vivir a la capital para iniciar una nueva vida en la gran ciudad. Fue entonces cuando conoció a Cristiano Ronaldo mientras trabajaba de dependienta en una tienda de lujo.

"¿Cómo se gestiona con 22 años que en su vida entre una mega estrella del fútbol?", le han preguntado en una entrevista que la novia del deportista portugués ha concedido para El Mundo. "Pues como lo gestionaría cualquier mujer enamorada porque el amor lo puede todo. Yo vivía en mi mundo de trabajo y me enamoré. Luego todo va fluyendo porque no tienes tiempo de pararte a pensar. Con el tiempo ya te vas dando cuenta de que poco a poco algo va cambiando, pero no es inmediato que mi vida cambiara", ha respondido ella. 

Rodríguez también responde a cómo lleva estar rodeada de la prensa. "Esa es la parte que peor llevo. Lo que más echo de menos hacer con Cris es ir a una tienda o a un supermercado como veo a muchos matrimonios. A veces pienso que tenemos muchas cosas buenas, pero es duro no poder ir al café de la esquina, tener que ir siempre a restaurantes muy programados para que la gente no te moleste, que no pueda venir al colegio con sus hijos... Se pierden cosas cotidianas que antes tenía, él ya hace mucho que no y ahora ninguno las tiene". 

Sobre si le molesta que se haga referencia continua a ella como 'la mujer de Cristiano Ronaldo', Georgina responde tajante: "A mí no me importa porque es verdad. Estoy súper orgullosa. No todas pueden decir que son la mujer de Cristiano Ronaldo. Entonces es algo que no me molesta. Me molesta cuando el comentario va acompañado de maldad".

La de Jaca también ha hablado de sus amistades y cómo gestionan la vida que lleva ahora. Ellos lo viven bastante bien, están muy agradecidos. "Antes íbamos al Retiro, al 100 Montaditos o al burguer. Hemos pasado de eso al lujo de Mónaco, a ir a los mejores restaurantes del mundo o compartir viajes súper bonitos. Disfrutamos lo mismo, en otros escenarios. Yo creo que por ser Georgina o ser famosa no tengo que cambiar de amistades cada dos por tres, no creo que nadie vaya dejando a sus amistades por el camino si verdaderamente son sus amigos". 

Y, por supuesto, ha abordado su faceta de madre: "Para mí son la prioridad y soy muy afortunada por la oportunidad que me ha dado Dios de estar en casa cuando muchas madres se tienen que ir súper pronto a trabajar y delegar en cuidadoras, abuelas o vecinas. Yo tengo suerte y quiero disfrutar porque la vida pasa rápido. Quiero educarlos, que estén seguros con su madre y con su padre, que también está muy volcado. Hay gente que delega, pero cada uno sabe lo que hace con su vida. Ellos son mi prioridad y no tengo mejor plan diario que estar con mis hijos aunque sea estando malito en casa. Todavía nadie me ha propuesto mejor plan que estar cuidando de mis hijos en casa". 

"Cristiano aunque sea un futbolista, tiene la misma preocupación que cualquier padre. Da igual que seas médico, camarero, barrendero o Cristiano Ronaldo, si tu prioridad es la familia, la disfrutas y valoras. Nosotros, dentro de lo malo, el confinamiento lo disfrutamos mucho porque podíamos desayunar, comer y cenar juntos. De un futbolista vemos la parte bonita, pero levantarse pronto, pasar frío, mojarse...", concluía la influencer.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin