Actualidad

Tamara Gorro, aferrada a Ezequiel Garay tras la separación: "Nuestra intención es morir juntos"

El pasado 3 de enero Tamara Gorro anunció a través de sus redes sociales que ella y Ezequiel Garay se separaban tras doce años juntos (diez como matrimonio) y dos hijos en común. Tras desvelar esta semana que su psiquiatra le ha "ajustado la medicación" porque se encuentra "en horas muy bajitas", ha vuelto a explicar cómo se encuentra a través de Europapress.

Lea también - Tamara Gorro, "en horas muy bajitas" tras separarse de Garay: "Mi psiquíatra me ha ajustado la medicación"

¿Cómo te encuentras?

¿Qué te digo? No me encuentro bien. No de ahora. Yo sé cuál es mi diagnostico desde que empecé hace muchos meses, desde que mi psiquiatra y mi terapeuta me lo dijeron, pero yo siempre he dicho que lo diré cuando esté recuperada. Estamos en el camino. Ya he estado bastante en cama metida y el camino ahora es recuperarme.

Un problema que quizás se ha agravado más por la separación, ¿no?

Bueno, yo creo que mi problema ya lo tenía y no puedo mentir y decir que estoy mal. Esto sería decir 'Ay pobrecita' y no es verdad. Yo creo que cuando uno está con un pie cojo y de repente le dan un golpe en la otra pierna pues te desestabilizas un poco.

Nos ha sorprendido realmente porque veíamos una pareja que 'si ellos se separan, yo ya no creo en el amor'.

No, pero es que hay amor. ¿Por qué no hay que creer en el amor? Yo sí creo en el amor, doce años de amor y sigue habiendo amor. No hay por qué no creer en el amor, yo no dejo de creer en el amor. Sucede esto día a día en miles de parejas. Llega un momento que tiras y tiras y se desgasta o frenas. Ya está, nada más. ¿Motivos? Pues como todas las parejas. Yo siempre he dicho que no somos pareja perfecta cuando la gente nos lo decía y yo siempre comentaba en redes que había veces que yo lo mandaba a Cuenca y él a mí a Sevilla. De verdad, no hay más.

Simplemente un respiro.

Yo lo dije en el vídeo, que no voy a entrar en nada más y  que nuestra intención es morir juntos, ya está. Lo que pasa es que a mí ahora me veis muy flojita. Me he propuesto por mis narices salir de esta y voy a salir, a salir de mi problema.

Dicen que organizaste tú la fiesta de cumpleaños a tu marido que fue en diciembre. Era un fiestón, lo hiciste por él y de repente a los dos meses adiós. ¿Fue un intento de tu parte el intentarlo?

No voy a entrar en nada de eso, cariño. Lo siento, de verdad, pero es que si entro es... Él hizo esto y ella hizo esto y es que no ha pasado nada, de verdad. Nada grave porque si sucede algo grave yo creo que automáticamente te divorcias.

Eso no entra en tus planes.

No, ni en los suyos. Mantengo lo mismo que dije en el vídeo. 

¿Qué credibilidad le das a las supuestas deslealtades de Ezequiel?

Te voy a ser muy sincera porque entiendo vuestro trabajo. Yo sé que nadie está diciendo nada por hacernos daño a Ezequiel y a mí y por lo tanto no voy a entrar, pero no voy a entrar por no dar bola a quien lo haya comentado. Nadie lo ha dicho, sino que lo dejan caer. No voy a sentarme cobrando a hablar de este tema.

No pasaría nada.

Absolutamente y que no lo necesite el día de mañana, pero que mi familia no tiene precio ni mi marido.

Por lo pronto sabemos que divorcio no hay y no entra en vuestros planes ni en los de Ezequiel ahora mismo.

Bueno, no sé, ahora se lo preguntaré por reírme un poco que hace falta reír, pero no.

Cuando has dicho se lo preguntaré, ¿es que sigue viviendo en casa?

No voy a entrar en nada más. Ya veréis todo. Yo siempre os voy a atender y si pasa algo yo no os voy a mentir, de verdad, no miento, pero a lo mejor no cuento porque no me apetece. Creo no hay necesidad de alimentar algo para ser el centro de atención. La vida sigue y tenemos 35 años y dos hijos preciosos.

Os podéis dar un 'break' y luego juntaros, otro 'break'...

Yo no sé si os pasará a vosotros, pero muchas veces vivimos separaciones o divorcios muy dolorosos en los que hay problemas y están los hijos entre medias, eso es un horror. Entonces yo creo que sí se pueden hacer las cosas bonitas y bien, pero entre nosotros, no de cara a la sociedad. Yo evidentemente sí discutía con mi marido. Siempre lo he dicho y es la verdad, pero no me pongo a grabar en Instagram que acabo de discutir con mi marido ¿Quién hace eso? La vida es así, hay divorcios muy complicados y divorcios muy buenos, hay separaciones que luego acaban con un final feliz, hay veces que no, hay veces que sí y no se sabe.

¿No sabéis entonces lo que va a durar esta separación?

No me lo he marcado, si tuviéramos que marcarnos sería todo como muy estratega. ¿Te imaginas? Yo me he marcado intentar volver a ser yo. La semana que viene es mi cumpleaños, el día 18 Tamara Gorro tiene que subir. Estoy planteándome tomar una decisión que cuando hable con mi psiquiatra quizás haga y me va a venir muy bien. No es laboral, pero no puedo adelantar nada porque ahora mismo estoy tan inestable...

¿El 18 estará Ezequiel contigo?

Hombre, espero. Sino traigo los abogados y firmamos, esto es una ironía. Ya veremos, no puedo adelantarte nada que no sé ni yo.

¿Y tú estás preparada para que, después del 'break' que os estáis dando, puedas verle con otra persona?

Bueno, yo eso ahora mismo... No se me pasa por la cabeza. Yo quiero que Ezequiel sea siempre feliz porque es un hombre extraordinario y yo jamás nunca en la vida te podré hablar mal de Ezequiel. Nunca. Ni hoy ni mañana ni pasado. Si pasado me hace una jugarreta, que no me la va a hacer, tampoco hablaría mal de él aquí. Somos una familia. Nos queremos, nos amamos y nos vais a ver juntos.

Pero estar tan juntos y no poderle abrazar...

¿Y por qué no voy a poder abrazarle? ¿Me entiendes lo que te quiero decir? Ojalá todas las parejas se tomasen ese espacio y volvieran a abrazarse porque eso quiere decir que hay necesidad. A mí no me va a extrañar nada que mañana me vieras con Ezequiel y me hagáis una foto y esté agarrada del brazo. Lo que no vais a ver es mal rollo, eso no lo vais a ver de verdad que no.

El tiempo dirá...

¿Qué me iba a imaginar yo que iba a estar medicada, con una psiquiatra, un terapeuta? Pues ya está. Se coge esa expresión que odio del toro por los cuernos y para adelante. Ahora me quiero recuperar y tengo que recuperarme. Por mis niños, por Eze, por mi familia y por mí. Y por mucha gente que sé que me quiere y parte de ellos son mi familia virtual.

Gorro y Garay

Tamara y Ezequiel se conocieron en 2010. Él jugaba en el Real Madrid y ella colaboraba en el programa Mujeres, hombres y viceversa. Tras dos años de noviazgo, se casaron en una finca de Alcalá de Henares. Los dos han formado una familia compuesta por Shaila de 6 años, nacida por gestación subrogada, y Antonio, que llegó al mundo en 2017 tras un innovador tratamiento médico que Tamara recibió en Los Ángeles.

Lea tambiénTamara Gorro y Ezequiel Garay: el negocio por el que ganaron más de siete millones de euros en tres años

Estas Navidades, demostrando que son una familia unida pese a la separación, compartieron en redes una foto con los Reyes Magos: "Feliz noche de reyes familia virtual. Que los más pequeños se llenen de magia y los mayores nunca la perdamos", escribió ella.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin