Actualidad

Novak Djokovic, fastidiado: el gobierno de Australia le cancela el visado tras la polémica del Covid-19

El gobierno australiano ha decidido este viernes cancelar de nuevo el visado del tenista serbio Novak Djokovic, lo que provocará que el número uno del mundo tenga que abandonar el país y no poder disputar el Abierto de Australia, primer 'Grand Slam' que da comienzo el próximo lunes y que ha conquistado en nueve ocasiones.

Lea también - Novak Djokovic lanza un mensaje tras ser 'liberado' del hotel: "Gracias por estar conmigo"

Según apuntó el ministro de Inmigración del país, Alex Hawke, la decisión se ha tomado "por motivos de salud y de buen orden, sobre la base de que era de interés público hacerlo".

La semana pasada, Australia denegó la entrada en el país al número uno del mundo por no cumplir los requisitos de entrada a nivel sanitario pese a que este había viajado con una exención médica ya que no está vacunado contra el coronavirus. El campeón del tenis llegó al país el miércoles 5 de enero y un día después fue retenido en un hotel de Melbourne mientras el caso se aclaraba.

El de Belgrado recurrió ante la justicia y esta ordenó el pasado lunes la devolución de su visado, aunque estaba a la espera de que Hawke pudiese revertir esta decisión. Ahora, Djokovic, que ya había retomado sus entrenamientos en pistas australianas, podría apelar de nuevo. 

Lea tambiénDjokovic no está solo: Brigitte Bardot, Paz Padilla, Victoria Abril y otros famosos antivacunas

Tras el revuelo generado tras su detención en el hotel, su mujer, Jelena, clamó en redes sociales por la 'liberación' de su marido: "La única ley que todos deberíamos respetar en todas las fronteras es el amor y el respeto por otro ser humano. El amor y el perdón nunca son un error, sino una fuerza poderosa. ¡Les deseo a todos lo mejor!", escribió. Están casados desde 2014 y juntos tienen a Tara y Stefan, de 4 y 7 años respectivamente.

Autoridades y expertos están tachando de irresponsable a Nolan durante estas semanas por no apelar a la responsabilidad sanitaria y social y no respetar las normas de entrada al país.

comentarios5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

yomismo
A Favor
En Contra

Lo que ha hecho es incorrecto, intentar estar por encima de las normas por ser el número uno, no parece muy ético.

Luego está el sin sentido de las normas. Una enfermedad que está tan extendida por todos lados, y los países exigen una serie de requisitos para hacer a sus fronteras totalmente absurdos, que son lógicos cuando en el país no circula el virus, o lo hace marginalmente. Tu imaginate, que drama si viene un extranjero con Covid en un país donde hay un millón de casos activos, pasan a ser un millon uno, y la situación se descontrola debido al repunte de un caso.

Puntuación 9
#1
Javier
A Favor
En Contra

Australia debería ser expulsada de la comunidad internacional por obligar a ser cobaya en un experimento de imprevisibles consecuencias. Ni los pinchazos, nio son vacunas, son seguros ni son fiables las PCR. Y el tenista es una persona SANA...

Pero no lo sera pues hoy vivimos una dictadura NWO.

Puntuación 2
#2
JUAN
A Favor
En Contra

Es que meterse algo de lo que no se responsabiliza nadie, que ni impide el contagio ni la propagación y que tiene múltiples efectos adversos.....exigir meterte eso, es mucho exigir..

Puntuación 1
#3
Carlos
A Favor
En Contra

Qué ignorantes sois los antivacunas, madre mía.

Solo se trata de tener anticuerpos para que empieces a curarte antes y no tengas que ir al hospital.

Te contagias igual, lo transmites mucho menos (menos virus y menos días) y tienes un 90% menos de posibilidades de acabar en el hospital, lo que ahorra mucho dinero y mucho esfuerzo.

Pero los ignorantes han leído que tiene mínimos efectos secundarios y se cagan de miedo, cuando hacerse un tatuaje es mucho más peligroso (y desconocido a largo plazo).

Lo sorprendente es que 4.700 millones de personas -el 60 % de la población mundial- ya están vacunadas con al menos una dosis.

Y los antivacunas insisten en el miedo. Pues nada, a colapsarnos el sistema sanitario para que muera gente esperando otras operaciones.

Y van de listos pavoneándose como si los tontos fuéramos los demás, igual que los terraplanistas

Puntuación -1
#4
vacunin
A Favor
En Contra

A mi me parece muy bien que no dejen entrar a quien no quieran, es su país, y sus normas, ahora..dicho ésto, para que narices le dan el visado antes, lo encuentro absurdo, si para dar el mismo en un principio, le exigen el certificado, no se hubiese metido el desastroso gobierno australiano en este bonito jardín.

Puntuación -2
#5