Actualidad

Lita Trujillo confirma que Jaime Ostos aún bebía los vientos por ella, como ya adelantamos

Mari Ángeles Grajal, viuda de Jaime Ostos, estuvo al lado del diestro y le cuidó hasta el final de sus días. Pero hay otra mujer que llora en silencio, apartada de las exequias y los homenajes a la figura de Ostos. Es Lita Trujillo. Hace unos días, nos revelaba el entorno de la actriz que "él la seguía llamando".

Durante 20 años, entre 1973 y 1993, Jaime Ostos vivió un apasionado romance con Lita Trujillo, la actriz de Hollywood, de origen israelí, que trabajó en películas con los grandes del cine de la época, como Paul Newman, Joseph Cotten, Glenn Ford, Anthony Quinn o Steve McQueen, con quien vivió una intensa relación. Ahora, tras la muerte del torero, el 8 de enero a los 90 años en Bogotá, hemos sabido que su amor por Lita iba mucho más alla de un romance del pasado.

"Me parece grotesco que me den el pésame. Jaime Ostos no forma parte de mi vida desde hace muchos años", declara a Hola la viuda de Ramfis Trujillo, hijo del dictador dominicano retrato en la novela La Fiesta del Chivo de Vargas Llosa. Sin embargo, el fallecido matador, en 2020, seguía bebiendo los vientos de Lita. Según confesó a Informalia un íntimo amigo del torero: "La relación nunca terminó. Jaime la llamaba mucho, la seguía llamando. En marzo de 2020, pocos días antes de la pandemia, todavía Jaime llamaba a Lita para proponerle que se casaran en Israel. Le decía que era la única mujer a la que de verdad había amado, aunque estuviera todavía con Mariángeles Grajal. Era su obsesión."

"Me pidió matrimonio"

Un relato que coincide con estas revelaciones de la actriz: "Me pidió que me casara con él en Israel. Desde que nos conocimos en 1973, no dejó de hacerlo. Que cómo es posible que lo dejé, que no me casé con él… y que todavía había tiempo. Fue su última propuesta de matrimonio", cuenta la actriz a Eduardo Verbo en la citada revista.

La familia ha anunciado que la fecha del funeral en memoria de Jaime se celebrará el próximo 20 de enero en la Iglesia de Santa Bárbara de Madrid.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin