Actualidad

Mariló Montero no se conforma con los 340.000 euros del topless: también pide seis años de cárcel para González y Arrabal

Mariló Montero vivió uno de los peores momentos de su vida al enterarse de que los paparazzi Diego Arrabal y Gustavo González la habían fotografiado en topless con una amiga en Bora Bora (durante sus vacaciones de Semana Santa en 2015) y que estas estaban circulando por las redacciones de las revistas. Más de seis años después, los fotógrafos han sido condenados a indemnizar a la comunicadora con 265.000 euros y a su amiga con 75.000 euros. Pero no todo queda ahí, ya que el caso también va por vía penal.

Lea también - Los topless más caros de la historia: de Mariló Montero a Elsa Pataky o Kate Middleton

Los dos paparazzi tendrán que presentarse en los tribunales por un presunto delito de descubrimiento y revelación de secretos, ya que la Audiencia Provincial de Barcelona aceptó imputarles el pasado mes de junio por la vía penal, tal y como recogió este miércoles El Confidencial.

De esta forma, la que fuera presentadora de La mañana de La 1 solicita cinco años de cárcel para los dos en el Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona, a los que se sumaría otro más por tratarse de un presunto delito continuado, según El Debate. A lo largo de este 2022, la Audiencia Provincial fijará la fecha de la celebración del juicio previo a resolver la querella. 

Las fotos de Mariló en topless y con sus hijos

Respecto a las fotografías en topless con su amiga, aunque nunca llegaron a publicarse tras las medidas cautelares que ella consiguió, sí recorrieron las redacciones de los medios de comunicación en su momento. Para la periodista vasca fue uno de los momentos más violentos de su vida y su lucha por conseguir justicia durante estos seis años no ha sido fácil.

González y Arrabal han sido condenados por el Juzgado de Primera Instancia número 35 de Madrid por intromisión ilegítima en su derecho a la intimidad y el honor. La sentencia no es firme y puede ser recurrida.

El juez considera que ambos (propietarios de la agencia Diegus SL) persiguieron y fotografiaron a Montero y a su amiga sin su consentimiento. Las retrataron mientras tomaban el sol en la playa privada que correspondía a su habitación, tal y como la propia Mariló explicó hace unos meses. A la ex de Carlos Herrera también le molestaron las presuntas insinuaciones que se hicieron sobre su orientación sexual.

Lea también - El topless de Mariló Montero que vale 340.000 euros: la ruina de Gustavo González y Diego Arrabal

Por otro lado, la sentencia también hace referencia a las fotos que le tomaron entre el 26 de diciembre de 2014 y el 4 de enero de 2015 en "la cubierta de un barco" con sus dos hijos, Rocío Crusset y Alberto Herrera, durante sus vacaciones en las Maldivas. Estas fotos, tomadas en nombre de Código Press, sí fueron publicadas después en la prensa del cuore.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin