Actualidad

Las ordinarieces que Julián Muñoz contará sobre su intimidad con Isabel Pantoja ya las airearon él y Mayte Zaldívar

El ex alcalde de Marbella vuelve a la primera línea del cuore este viernes con su docuserie No es la hora de la venganza, es la hora de la verdad, que emitirá Telecinco. En ella, Julián Muñoz rescatará los detalles más jugosos de su relación con Isabel Pantoja, entre ellos la intimidad que mantenía con la tonadillera. No es la primera vez que lo hace: tras romper con la madre de Kiko Rivera, aseguró que su ex era una mujer muy ardiente y que lo hacían "muy bien y muy a menudo".

Lea también: Isabel Pantoja teme que las confesiones de Julián Muñoz puedan llevarla de nuevo a la cárcel

Julián Muñoz habló de la pasión que les unía, especialmente dentro del dormitorio, y relató con todo lujo de detalles cómo fue su primera vez. "Empezamos con el tonteo, a jugar con fuego, hasta que eso se convirtió en algo más y me dije que quería estar con esa mujer. Perdí la cabeza por ella. No sé si estaba enamorado o estaba encoñadito", explicó en su libro de memorias La cruda verdad. Estuvieron juntos seis años, del 2003 al 2009: "Nuestra primera experiencia en la cama fue un encuentro muy tierno, dulce y sensual. Teníamos ganas, muchas, de estar juntos. Fue muy bonito, como dos personas adultas que éramos, no fue un encuentro loco, sino recreándonos el uno en el otro. Aunque había mucha carga erótica, mucha atracción física".

El ex alcalde marbellí no fue el único en hablar de Pantoja en estos términos. Su ex mujer, Maite Zaldívar, la tercera en discordia, la mujer traicionada, recorrió platós y publicaciones aireando los secretos de cama de Julián e Isabel: "Julián decía que Isabel le bailaba por Farruquito en la cama y que a él le gustaba mucho". Lloró a lágrima viva viendo las escenas de sexo de la miniserie Mi Gitana, que eran muchas y muy apasionadas, porque le constaba que eran ciertas. "No puedo ver más sexo", dijo entonces abandonando el debate posterior a la emisión. "Lo hacían por puro morbo, por vicio".

Telecinco estrena este viernes No es la hora de la venganza, es la hora de la verdad, en la que Julián Muñoz entona el 'mea culpa': "Yo quería hablar por teléfono. Estaba como si tuviera una caja en la cabeza y solo veía Pantoja, Pantoja, Pantoja. Más que una obsesión era una adicción. Esa adicción acabó destruyéndome", cuenta a la cámara. "Reconozco que estuve con Isabel y con Mayte al mismo tiempo. Entonces me creía el rey del mambo, ahora me avergüenzo de todo".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin