Actualidad

El topless de Mariló Montero que vale 340.000 euros: la ruina de Gustavo González y Diego Arrabal

Gustavo González y Diego Arrabal han sido condenados a pagarle 340.000 euros a Mariló Montero por las fotos en topless que le hicieron en 2015 en Bora Bora. La periodista, que por aquel entonces todavía presentaba La mañana de TVE, viajó hasta allí con una amiga aprovechando sus vacaciones de Semana Santa. También les han condenado por las fotos que le tomaron con su familia entre diciembre de 2014 y enero de 2015 en las Islas Maldivas.

Lea también - El topless de Mariló Montero: todo lo que podemos contar de su momento más incómodo

Respecto a las fotografías en topless con su amiga, aunque nunca llegaron a publicarse tras las medidas cautelares que ella consiguió, sí recorrieron las redacciones de los medios de comunicación en su momento. Para la periodista vasca fue uno de los momentos más violentos de su vida y su lucha por conseguir justicia durante estos seis años no ha sido fácil. 

El Confidencial ha tenido acceso a la sentencia civil emitida el pasado 28 de diciembre por el Juzgado de Primera Instancia número 35 de Madrid. Gustavo González y Diego Arrabal tendrán que indemnizar a la ex de Carlos Herrera y a la amiga de esta con 340.000 euros por intromisión ilegítima en su derecho a la intimidad y el honor. La sentencia no es firme y puede ser recurrida. 

Se trata de la mayor sanción que la jurisdicción española ha interpuesto por estos delitos en su historia. Hasta ahora este récord (con 310.000 euros de indemnización) lo ostentaba Elsa Pataky por las famosas fotos de Interviú en la Riviera Maya, publicadas en 2007.

El juez considera que ambos (propietarios de la agencia Diegus SL) persiguieron y fotografiaron a Montero y a su amiga sin su consentimiento. Las retrataron mientras tomaban el sol en la playa privada que correspondía a su habitación, tal y como la propia Mariló explicó hace unos meses.

Desde el despacho de abogados de Mariló, Ius + Aequitas Abogados, declararon en su momento que a su clienta también le molestó la insinuación sobre su orientación sexual que hicieron sobre ella: "A ella le afectó mucho que se supiera la existencia de esas imágenes porque llegaron a plantear que podía tener una condición homosexual".

Lea también - Mariló Montero, desnuda: las fotos que pueden valerles dos condenas a Gustavo González y Diego Arrabal

La propia Mariló afirmó enfadada: "Me parece a mí que es poca ayuda la que se le hace a las mujeres homosexuales. Los hombres homosexuales tienen el lobby ya hecho y hacen piña, pero las mujeres homosexuales todavía no tienen la fuerza para ser aceptadas en la sociedad y que se integren con normalidad. Acusarme de homosexualidad a través de unos argumentos absolutamente demenciales creo que es hacer un daño gratuito a las lesbianas que están luchando por vivir integradas en la sociedad".

Por otro lado, la sentencia también hace referencia a las fotos que le tomaron entre el 26 de diciembre de 2014 y el 4 de enero de 2015 en "la cubierta de un barco" con sus dos hijos, Rocío Crusset y Alberto Herrera, durante sus vacaciones en las Maldivas. Estas fotos sí fueron publicadas después en la prensa del cuore. 

Además, al margen de esta sentencia, cabe destacar que los dos paparazzi tendrán que presentarse en los tribunales por un presunto delito de revelación de secretos, ya que la Audiencia Provincial de Barcelona aceptó imputarles el pasado mes de junio por la vía penal, tal y como recoge el mismo diario. Podrían enfrentarse hasta a cinco años de cárcel.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin