Actualidad

Enrique Ponce y Ana Soria, en crisis: la joven espera una boda que no llega

Enrique Ponce (50) y Ana Soria (24) mantienen en absoluto hermetismo su noviazgo, especialmente desde que a mediados de 2021 tomaran la decisión de cerrar sus redes sociales (dejando para la intimidad del hogar los alardes públicos de su amor). Fuentes cercanas a ellos comentan que no han comenzado el año con buen pie.

El torero y la joven estudiante de Derecho estarían atravesando una crisis que tambalea los cimientos de su relación, tal y como comenta su entorno en La Razón.

Por un lado, aseguran que el torero se aburre de la monotonía y, por otro, que Ana espera que su relación se formalice: "La crisis existe, Enrique no acaba de adaptarse a la vida, aburrida, en Almería, y Ana espera un sí por respuesta a su intención de casarse con Ponce, un sí que brilla por su ausencia".

Lea también - Así celebró Enrique Ponce su 50 cumpleaños: zapatos para Ana Soria y tarta con los suegros

Al mismo tiempo, la joven almeriense no está contenta con la decisión que ha tomado su novio de volver a los ruedos: "Además, el regreso de Enrique a los ruedos no le gusta nada a su novia. Ella esperaba que su retirada fuera definitiva, y no es así. Enrique prepara gira en América y Ana, casi con toda seguridad, no podrá acompañarle porque tiene que volver a sus estudios de Derecho".

Ponce anunció su retirada en junio del año pasado y, tan solo unos meses después, ya planea ponerse de nuevo el traje de luces. También está preparando un disco del que ya se lleva hablando un tiempo. 

La relación entre los dos trascendió en verano de 2020, a los pocos días de que saliera a la luz la separación del diestro y Paloma Cuevas (49). En aquellos primeros meses, sus románticos paseos en yate primaron en las revistas de la prensa del cuore. También exhibían con frecuencia su amor en las redes sociales. 

Lea también - Enrique Ponce quiere ganar dinero y volverá a los ruedos en 2022: ¿está Ana Soria disgustada?

Sin embargo, la estudiante todavía no está integrada del todo en la vida del torero, ya que ni tan siquiera conoce a Palomita (13) y Bianca (10), las hijas de Enrique y Paloma. Hay que recordar que no acudió a la comunión de la menor, celebrada el pasado mes de septiembre en Cetrina, la finca de Jaén que pusieron a la venta tras el divorcio. 

Ana y Enrique, por su parte, viven juntos en la tierra natal de ella, en una vivienda de alquiler cercana a la de los padres de la futura abogada. No es la primera vez que los rumores de crisis rondan sobre ellos.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Que después de 2 años de relación intensa, apasionada y publica, todavía no conoce a las hijas del torero?..... Pues yo me mosquearia, porque eso da a entender que no está del todo convencido de pasar el resto de su vida con ella....26 años de diferencia, no es moco de pavo!

Puntuación 8
#1
A Favor
En Contra

No es por desanimar a la Srta Soria, pero parece que el no lo tiene muy claro, distintas formas de vida, distintas generaciones, etc, etc.... Raro, raro, raro!

Puntuación 7
#2
Usuario validado en elEconomista.es
Saba
A Favor
En Contra

Acaba de salir de un Divorcio difícil y complicado, entiendo que no quiera casarse por el momento o incluso nunca. Y con respecto a lo de conocer o no a las hijas, tb es normal, primero por el tenso divorcio y segundo porque intuyo que hay algo más detrás, aunque tarde o temprano ambos recompondran sus vidas y su parejas deberán conocer a las parejas de ambos, así que es absurdo poner puertas al campo.

Puntuación 3
#3