Actualidad

Doña Sofía rehabilita a su "amigo" Plácido Domingo tras el escándalo: acudió a su gala en Madrid

El Instituto Español Reina Sofía, y Su Majestad en persona, que viajó a la ciudad de los rascacielos, premiaron en Nueva York a Plácido Domingo (y a la oftalmóloga Elena Barraquer) por su excelencia y por ser "ejemplo de cómo la sabiduría puede ser utilizada en beneficio de la humanidad". Ese momento, recogido en la imagen de arriba, ocurrió antes de que el tenor asumiera en febrero de 2020 toda la responsabilidad sobre las denuncias de acoso sexual que empezaron a salir a la luz en agosto del año anterior, y pidiera perdón "por el dolor causado".

El gran intérprete reapareció en junio en el Auditorio Nacional de Madrid, tras casi dos años alejado de los escenarios españoles por las acusaciones de acoso sexual de al menos una veintena de mujeres en Estados Unidos. Tras el reportaje que sacó a la luz los presuntos abusos a compañeras de profesión, se cancelaron todas sus actuaciones previstas entonces en el país norteamericano.

En un comunicado, Domingo mostró su respeto por sus compañeras de profesión, que, según salió a la luz en agosto de 2019, "se sintieron lo suficientemente cómodas para hablar" de lo ocurrido. "Entiendo ahora que alguna de esas mujeres pudieran tener miedo para expresarse honestamente porque les preocupaba que sus carreras se vieran afectadas", reconoció.

Después de tomarse un tiempo para analizar las acusaciones, el tenor español dijo que había "crecido con esta experiencia". "Aunque no fue mi intención, nunca nadie debería sentirse de esa forma", añadió.

Plácido Domingo aseguró estar "comprometido" para acometer un cambio "positivo" en la industria de la ópera para que "nadie tenga que pasar por lo mismo". "Mi ferviente deseo es que esto resulte en un espacio más seguro para trabajar, y espero que mi ejemplo empuje a otros a seguir mis pasos", manifestó.

Pero en un principio, Domingo negó todo asegurando que "el abuso" de su posición directiva dentro de la estructura administrativa de las Óperas de Washington y de Los Ángeles donde trabajó era "tan imposible como inconcebible".

"Los muchos que sí me han tratado saben que yo nunca me he comportado del modo acosador, agresivo y vulgar como en el que me han acusado", defendió el artista el pasado mes de noviembre, alegando que, al cabo de más de medio siglo de vida pública la gente le "debería conocer de sobra".

Las acusaciones sobre Domingo precipitaron en los meses siguientes a las denuncias cancelaciones de algunas de sus actuaciones por todo el mundo, como las de la Ópera de San Francisco y la de Dallas, y provocó además que el tenor dimitiera como director general de La Ópera de Los Ángeles.

Pero el gran tenor madrileño, que el próximo 21 de enero cumplirá 81 años, fue rehabilitado este sábado en el recital de la Gran Gala Solidaria de Zarzuela (a beneficio de Cáritas) por la mismísima Reina Emérita, ya que doña Sofía presidió la gala celebrada en el Auditorio Nacional en la que Domingo fue parte de un elenco en el que particparon también los cantantes Carmen Solís, Marina Monzó, Nancy Fabiola Herrera, Cristina Faús, Celso Albelo, Jorge de León y hasta 200 artistas, que interpretaron piezas del repertorio de la zarzuela.

La bendición de la madre de Felipe VI es el gran espaldarazo que Plácido Domingo necesitaba, aunque era la tercera vez que cantaba en España después de que se dieran a conocer en la prensa la acusación de acoso sexual de varias compañeras de reparto, algunas identificadas y otras anónimas.

Aparte de los citados "mea culpa" entonados por el propio Plácido Domingo, el tenor nunca tuvo que responder penalmente por esas denuncias, si bien se vio obligado a declarar ante una comisión de AGMA, el sindicato de cantantes de ópera de Estados Unidos.

En esa sesión, el tenor español pidió disculpas formales por su conducta. A partir de sus excusas, que implicaban el reconocimiento de su conducta, el Gobierno de Pedro Sánchez lo vetó en las temporadas de las instituciones públicas o semipúblicas.

El ejecutivo interpretó que las disculpas del cantante determinaban que efectivamente estábamos ante un acosador confeso que no debía ser contratado. Por contra, el madrileño explicó que pedir disculpas por un comportamiento privado no es lo mismo que reconocer ningún tipo de delito.

En junio del año pasado, Domingo volvió a actuar en un escenario español (también entonces el Auditorio Nacional) en otra gala de iniciativa privada y benéfica, contratada por la Fundación Excelencia a favor de Cruz Roja Responde. La presidenta de la Comunidad de Madrid Isabel Díaz Ayuso acudió a aquel recital, en el que Domingo fue protagonista absoluto en el escenario.

Ayuso, que fue vitoreada por el público, desafió el veto del Gobierno y ovacionó al cantante.

Doña Sofía, no lo olvidemos, preside el patronato de Cáritas, pero si hubiera querido poner cualquier excusa podría haber evitado significarse a favor del tenor, al que le une una amistad confesada por Su Majestad.

En 2018, antes de que se hicieran públicas las denuncias de acoso contra Plácido, doña Sofía se refirió al tenor como su amigo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin