Actualidad

Djokovic no está solo: Brigitte Bardot, Paz Padilla, Victoria Abril y otros famosos antivacunas

Con permiso de Miguel Bosé, el líder antivacunas por antonomasia, Novak Djokovic se ha convertido en el nuevo adalid de la libertad para muchos al negarse a recibir la vacuna contra el coronavirus, requisito imprescindible para participar en el Open de Australia. El rival de Rafa Nadal ha perdido unos cuantos millones de euros pero ha ganado muchos seguidores que ahora aplauden sus principios, los mismos que comparten Brigitte Bardot, Paz Padilla, Victoria Abril o Eric Clapton.

Lea también - La polémica de Djokovic desata una guerra política en España: Abascal le apoya, Villacís lo señala y Rivera la lía

En España, además de Miguel Bosé o su sobrino Olfo, que recientemente se ha unido a la 'liga' de su tío, la presentadora Paz Padilla ha manifestado también estar en contra de las vacunas: "Las vacunas no sirven para nada", dijo hace unos días durante un directo en redes con Anne Igartiburu y María del Monte. En la misma línea se mueve Victoria Abril: "Somos cobayas, metiéndonos vacunas que son experimentos sin probar. No solo no están funcionando, sino que hay más enfermos y más muertes".

Otros, como Santiago Abascal, defienden la libertad personal para recibir o no la inyección, aunque no han aclarado cuál ha sido su decisión.

En el país vecino, la líder de este peligroso movimiento es Brigitte Bardot, que ha manifestado públicamente no haberse vacunado: "Yo soy alérgica a los químicos", ha asegurado. "El coronavirus es algo bueno, ya que se trata de una especie de autorregulación de una superpoblación que no somos capaces de controlar".

Antivacunas en EE UU

En la misma línea, al otro lado del charco, se encuentran artistas como Eric Clapton o Toni Braxton, que rechazan todo tipo de vacunas. Rob Schneider, Jim Carrey, Jessica Biel o Alicia Silverstone, que asegura que "no hay evidencia científica de la existencia del virus", son reconocidos activistas en contra de la vacuna, mientras que Lisa Bonet ha llegado a asegurar que el compuesto es alienígena: "La vacuna introduce en nuestra sangre organismos alienígenas que, a la larga, producen leucemia, esclerosis múltiple o el síndrome de muerte súbita".

Kanye West, ex marido de Kim Kardashian, también se ha mostrado tajante: "La vacuna es la marca de la bestia y una manera de ponernos chips para tenernos controlados".

Djokovic no ha sido el único en perder su trabajo por negarse a recibir la vacuna: el actor Emilio Estévez perdió su contrato con Disney; y Kyrie Irving, la estrella de los Brooklyn Nets, ha sido apartado de la competición y su renovación con el equipo está en el aire.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin