Actualidad

El príncipe Andrés vende su mansión de Suiza para pagar a sus abogados del caso Epstein: su madre se niega a asumir las facturas

El duque necesita liquidez porque tiene que hacer frente a los pagos de sus abogados que le defienden en el caso del pedófilo Epstein. Su madre, la reina Isabel, se niega a darle dinero. Por eso, planea la venta de su propiedad de 19,8 millones de euros.

Pagar a los abogados. Es un escollo más en el proceso judicial del príncipe Andrés, frente a Virginia Giuffre, la mujer que le acusa de haber abusado sexualmente de ella cuando tenía 17 años.

Para hacer frente a las facturas, al duque no le queda otra que vender Helora, su mansión en Suiza, según publica Daily Mail. Se trata de una propiedad de siete habitaciones que el tercer hijo de la Reina compró con Sarah Ferguson en 2014. Está situada en el resort suizo de lujo en Verbier, una exclusiva estación de esquí rodeada por las inmensas montañas nevadas del cantón de Valais. Por esta vivienda desembolsaron 16.6 millones de libras (19,8 millones de euros). Con la venta de este inmueble (foto inferior) el duque dispondría de la liquidez que necesita para hacer frente a los honorarios de los abogados porque, según fuentes del rotativo, su madre "sin ninguna duda" se ha negado a ayudarle. 

El caso del pedófilo millonario Jeffrey Epstein dio esta semana una vuelta de tuerca cuando se supo que en 2009 el magnate norteamericano había pagado 500.000 dólares a Virginia Giuffrey, a cambio de su silencio y de proteger al duque de York de futuras demandas. 

Una vez que este acuerdo vio la luz, el juez de Nueva York Lewis Kaplan debe decidir si Andrés se enfrenta a un juicio por las acusaciones de Giuffre (su apellido de casada), ahora Roberts. Si finalmente el hijo de la Reina se sienta en el banquillo y pierde, la señora Giuffre podría llegar a un acuerdo económico que algunos expertos legales cifran en 3 millones de libras (3,59 millones de euros).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin