Actualidad

El divorcio de Marc Bartra y Melissa Jiménez: tres hijos, una escuela solidaria y una 'pequeña' fortuna

La separación entre el futbolista del Real Betis y Melissa Jiménez ha sido una de las primeras noticias desagradables del 2022 pero la ruptura es un hecho desde el año pasado. Hace semanas, Marc Bartra (30) y la periodista deportiva viven en casas separadas. No solo se han querido mucho sino que fruto de ese amor han nacido tres hijos. Han vivido económicamente muy desahogados porque el defensa gana solo de ficha 400.000 euros mensuales. Ahora habrá que repartir.

Se conocieron en 2014 y desde entonces han formado una familia idílica (al menos, de puertas para afuera) junto a sus tres hijos, Gala, Abril y Max. Melissa Jiménez (34) y el tarraconense  se separan tras sufrir una larga crisis que no han podido superar. Son decisiones difíciles, como lo será el divorcio.

Lea también: Melissa Jiménez y Marc Bartra se separan tras cinco años de matrimonio y tres hijos

Y es que, a lo largo de estos ocho años juntos, Melissa y Marc no solo han formado una preciosa familia de tres hijos, sino que han amasado una fortuna que, si bien no puede compararse a la Cristiano Ronaldo o Leo Messi, no es nada desdeñable. El futbolista, que fichó por el Real Betis en 2018, tiene contrato hasta junio de 2023 y su nómina asciende a los seis millones de euros anuales. Cantidad algo inferior a lo que ha estado cobrando en los últimos años como estrella del Borussia Dortmund o en el F.C Barcelona. Además, formó parte de las filas de la Selección Española de Fútbol desde el 2013 hasta 2018.

Además, Bartra, al igual que el resto de futbolistas, obtiene una generosa cantidad de dinero gracias a la publicidad. Imagen de Puma, el catalán, representado por la agencia Espectalium, ha trabajado también para otras marcas deportivas y de bebidas energéticas. El pasado mes de septiembre, de hecho, Bartra ganó la batalla judicial que mantenía con Hacienda, que le acusaba del impago de impuestos por derechos de imagen y canceló la sanción de 89.341 euros a la que había sido condenado.

Periodista y modelo

Melissa, por su parte, es periodista deportiva especializada en Moto GP. Entró en el equipo de Mediaset para sustituir a Lara Álvarez en 2013 con un contrato que no superaba los 60.000 euros anuales, pero tres años después anunció su retirada para centrarse en su familia y en otros proyectos laborales. "He hecho muchos sacrificios. Yo me dedicaba al trabajo que siempre había soñado. De pequeña quería ser reportera de motos y trabajé para ello. Y al final, tuve tres años inolvidables con las motos, pero luego decidí crear mi familia con Marc, dejar Barcelona para ir a Alemania y tuve que dejar mi vida profesional", explicó hace un par de años en una entrevista.

Melissa probó suerte en el mundo de la moda y las redes sociales, donde ya ha superado los 600.000 seguidores. "Cuando conoces el medio realmente te das cuenta de lo estresante que llega a ser. No sólo es colgar cuatro fotos, tienes que ser muy constante". La periodista catalana está en la élite de las influencers y publicita desde ropa deportiva hasta maquillaje o clínicas estéticas pasando por bombones, supermercados o gadgets tecnológicos. El precio de sus post oscila entre los 2.000 y los 6.000 euros.

Proyectos comunes

A lo largo de estos ocho años, la pareja ha participado en varias campañas y acciones solidarias, juntos y por separado. El pasado mes de agosto anunció su proyecto más especial: "Vamos a crear una escuela en Madagascar, y nos unimos como presidentes honoríficos a Meraki Smile School. Es todo un reto construir, desde cero, un colegio en uno de los barrios más pobres del país, pero vamos a conseguir educación internacional de calidad y completamente gratuita para 30 estudiantes, con comida y asistencia sanitaria", explicaron ilusionados.

Pero si Bartra y Jiménez tienen un proyecto común importante es su familia. Tienen tres hijos: Gala (6), Abril (4) y Max (2). Viven desde hace dos años en Sevilla, donde se han quedado a pesar de la separación, pues Melissa quiere que los niños mantengan el contacto diario con su padre, así como su colegio y sus amigos.

El futbolista y la periodista hicieron pública su relación en 2014 y pronto se trasladaron a Alemania, donde Bartra fichó por el Borussia Dortmund. Aquí se estrenaron como padres por primera vez y sufrieron uno de los capítulos más terribles de su vida: un atentado terrorista contra el autobús del club. Marc resultó herido y Melissa se convirtió en su mayor apoyo.

En 2017 contrajeron matrimonio en una boda de ensueño en Argentona, donde estuvieron rodeados de sus familiares y amigos, y un año después se instalaron en Sevilla, donde ampliaron la familia hasta convertirla en numerosa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin