Actualidad

Isa Pantoja no perdona a Kiko Rivera "por mucha Navidad que sea": "Su pronto es lo que le ha hecho estar solo"

Isa Pantoja ha comenzado el año hablando del conflicto que mantiene abierto con su hermano Kiko Rivera, que se intensificó a raíz de la boda de Anabel Pantoja, a la que ella decidió asistir y él no por la muerte de su abuela, doña Ana. La hija de Isabel Pantoja sigue profundamente dolida con él por sus reproches y ataques públicos y no está dispuesta a perdonarle tan fácil.

Lea también - Isa Pantoja, dolida con Kiko Rivera por no invitar a Albertito al cumpleaños de su hija: "Le hubiera gustado ir"

En primer lugar, ha aclarado que aunque echa de menos a su hermano por el cariño que le tiene, no está dispuesta a dar su brazo a torcer si él no da el primer paso: "Estamos enfadados y a mí no se me pasa de la noche a la mañana por mucha Navidad que sea", ha explicado este martes en El programa de Ana Rosa.

En este sentido, ha señalado que si él tiene problemas familiares es porque "se los busca": "Vale que las circunstancias no sean las mejores, pero su forma de solucionar las cosas no es la mejor y tiene que entenderlo ya". 

La joven artista le reprocha que no sea capaz de contener su rabia en público y de no aclarar las rencillas familiares de forma privada: "Su pronto es lo que le ha hecho estar solo, porque está con la familia de Irene y con las niñas, pero con mi madre y conmigo no".

Lea también - Rafa Mora, íntimo de Kiko Rivera: "Isabel Pantoja piensa que Irene lo orquestó todo para que él hiciera caja"

Al mismo tiempo, piensa que los problemas entre los adultos no deben afectar a los niños de la casa. En este sentido, ha recordado que Kiko nunca le respondió al mensaje que le envió por el cumpleaños de su hija Ana, celebrado a mediados de diciembre: "Es verdad que la familia de Irene es muy unida y que él siempre había querido eso. Pero vale, está bien que él no puede hacer eso entre los adultos, pero si lo puede hacer entre los sobrinos, entre los niños. Y no lo hace", ha añadido, decepcionada. 

Así las cosas, por este motivo no le felicitó el año nuevo a su hermano: "No le iba a felicitar el año igualmente después del mensaje que le mandé para felicitar a su hija". Según ha contado, a través de su móvil, su hijo, Albertito, le envió un mensaje a su prima. La felicitación la enviaron al teléfono de Irene Rosales y nunca recibieron la respuesta de Kiko. 

A continuación, ha recordado cómo se desencadenó el conflicto entre los dos: "Él empezó la guerra. Dio una exclusiva, no fue a la boda de Anabel, pero sí pudo hacer una entrevista. En esa entrevista habla de cómo ha sido todo, de por qué no ha ido a la boda y me ataca a mí. En mi interior pienso que es porque yo no me haya posicionado con él, pero él no me lo ha dicho".

Para ella, Kiko no estuvo a la altura: "Yo le contesto y lo que él hace es enviar un audio a un colaborador en el que se me escucha a mí desesperada porque he tenido un problema con Asraf. Él lo utiliza para decir que está siempre conmigo, cosa que es mentira. Me molesta. Tiene que ser consecuente con eso. Me molesta que envíe el audio, que la gente diga cosas y que él no lo pare. Me molestan muchas cosas". 

Pese a todo, para el 2022 pide que la paz familiar reine: "Pido salud y que de alguna manera se puedan solucionar las cosas. No vale la pena estar enfadados eternamente. Al fin y al cabo, lo que tenemos es nuestra familia", ha sentenciado. Kiko, mientras tanto, está envuelto en otra polémica relacionada con su último bolo celebrado el pasado 26 de diciembre en Asturias.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin