Actualidad

Rocío Flores, tras otra Nochebuena sin su madre: "Ya me he acostumbrado a la ausencia de la Navidad"

Rocío Flores ha hablado de cómo ha pasado su última Nochebuena, este año especialmente marcada por la separación de su padre, Antonio David, y Olga Moreno, y el distanciamiento, cada vez más irreparable, que mantiene con su madre, Rocío Carrasco, desde hace casi una década.

Lea también - Antonio David Flores critica el homenaje a Rocío Jurado con dardo para su ex: "Fue muy cutre, deja de hacer el ridículo"

Sobre la ausencia de su madre, con la que lleva sin hablarse desde 2012, ha asegurado este martes en El programa de Ana Rosa: "Hay partes que me faltan, es obvio, es lógico. Pero en general siempre me ha gustado celebrar la Navidad. Mis ausencias llevan mucho tiempo sin aparecer, ocho o nueve años. Ya me he acostumbrado a la ausencia de la Navidad. Pero siempre me ha gustado pasarlo bien y disfrutar de la familia".

La joven se fue a vivir con su padre en 2012, aunque actualmente vive con su novio, Manuel Bedmar, en Málaga. En julio de aquel año, Ro (que entonces tenía quince años) le propinó una paliza a su madre a raíz de la que fue condenada por maltrato habitual, amenazas e injurias. Rocío Carrasco habló de este episodio en su docuserie, acusando a Antonio David de manipular a su hija para distanciarlas.

Cambiando de tercio, la colaboradora no ha entrado en muchos detalles acerca de con quién pasó la Navidad. Eso sí, ha asegurado que no estuvo con Antonio David y Olga Moreno. No obstante, no ha aclarado si ellos dos, que siguen viviendo juntos en Málaga a pesar de la separación, han pasados las fiestas juntos.

"No he cenado en casa de mi padre. Si queréis saber si cenaron juntos se lo tenéis que preguntar a ellos. Lo que pase en su casa, si lo quieren contar que lo cuenten ellos. Yo no he pasado la Navidad con ellos, ni la Navidad ni la Nochebuena. Me ha tocado pasarla en otro sitio, que quede claro", ha señalado.

Lea tambiénRocío Carrasco podría desheredar a su hija, Rocío Flores

Además, ha explicado que estas fiestas no solo han sido atípicas por la situación familiar en la que se encuentran, sino también por la pandemia, como en el resto de las familias: "El tema del Covid, y más teniendo en cuenta las circunstancias en las que está la madre de Olga de salud, han decidido tomar un poco de remedio y alejarse un poco, como todo el mundo".

Sobre la reconciliación entre su padre y Olga, ella no se moja: "No quiero ni pensarlo. Que hagan lo que quieran con su vida y sean felices. Lo dijo, han roto un matrimonio, pero no una familia", ha sentenciado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin