Actualidad

Ana Obregón, sobre Aless: "Me preguntó: 'Mamá, ¿me voy a morir?' Le juré por mi vida que iba a salvarse"

Ana Obregón ha vuelto a hablar del eterno duelo que mantiene tras la muerte de su único hijo, Aless Lequio, en mayo de 2020. La actriz, que este año volverá a dar las Campanadas en su honor, ha recordado cómo fue el día en el que le diagnosticaron el cáncer y de cómo está afrontado estas segundas Navidades sin él. También son las primeras sin su madre, Ana María, que murió en mayo de este año.

Lea también - Ana Obregón, rota por la ausencia de su hijo Aless y su madre: Será la Nochebuena más triste de mi vida

A pesar del gran dolor que siente por la ausencia del joven emprendedor, en su recuerdo encuentra las fuerzas para seguir adelante: "Su ejemplo hace que yo luche a diario para encontrar un motivo por el que volver a vivir sin él", ha asegurado en la revista Elle. "Aless me enseñó a querer y cómo querer. Siempre insistía en que lo importante era estar con la gente que quieres, el tiempo que le dedicas", ha añadido.

Al hijo de Alessandro Lequio le diagnosticaron la enfermedad en 2018: "El día que nos comunicaron que estaba enfermo, entró en mi habitación y me preguntó: "Mamá, ¿me voy a morir?". Le juré por mi vida que iba a salvarse. Y no pude cumplirlo. Es algo que no me perdono", ha recordado la protagonista de Ana y los 7.

Lea también - Ana Obregón dará "un mensaje de esperanza" en sus Campanadas: Es lo único que queda cuando lo has perdido todo

Para sobrellevar el dolor, la presentadora nunca ha recurrido a medicamentos ni a la ayuda de psicólogos u otros profesionales: "Yo no quiero buscar ayuda externa ni tampoco tomar pastillas. Tengo que hacerlo sola y exteriorizar los sentimientos. Mi dolor es su dolor, él quería vivir. La tristeza me une a mi hijo, es lo que me sale. El día que Aless se fue, me morí".

Desde la muerte de su único hijo, en Instagram ha encontrado un refugio a la hora de expresar su dolor: "Cuando el dolor me muerde, tengo que escribir y compartirlo. Mi cuenta de Instagram es la de un corazón desangrándose, sin Photoshop ni retoques. Recibo tanto cariño a cambio que me acaricia el alma".

La bióloga también está trabajando para levantar la Fundación Aless Lequio, ya que siente que la investigación contra el cáncer no recibe todo el dinero que debería por parte del Estado: "Somos el país que menos dinero invierte en esto porque se trata de un problema que no afecta directamente a la economía: ojalá se destinara al cáncer la misma cantidad de euros que a la vacuna del Covid".

Ana pasó esta Nochebuena sola en su casa de Madrid, en La Moraleja, tal y como ella misma explicó en su cuenta de Instagram. Al mismo tiempo se estaba emitiendo en el ente público el Telepasión que presentó este año junto a su gran amigo Boris Izaguirre. Este 31 de diciembre volverá a salir al balcón de la Puerta del Sol para dar las Campanadas de TVE con Anne Igartiburu. Pequeños pasos que son muy aplaudidos en las redes sociales, donde sus seguidores alaban la fuerza que saca para ponerse delante de las cámaras a pesar de todo lo ocurrido.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.