Actualidad

Julia Janeiro sigue los pasos de su madre y se plantea demandar a Instagram

Desde que cumplió los dieciocho, Julia Janeiro se está haciendo cada día más popular. Su número de seguidores en Instagram, donde quiere hacerse un hueco como influencer, han crecido como la espuma y las marcas empiezan a proponerle trabajo. Pero todo tiene un coste que ella no está dispuesta a asumir. Y son las terribles críticas de sus haters, en ocasiones tan duras que incluso ella ha llegado a hacer su cuenta privada porque se sentía 'acosada'.

Lea tambiénJulia Janeiro pasa de las habladurías y toma una radical decisión para no llevarse disgustos 

Sus haters la agotan y además Juls, como se hace llamar, no lleva bien las críticas. De ahí que después de alguna discusión pública con uno de ellos, haya tomado dos drásticas decisiones: una, desactivar los comentarios de sus seguidores para que nadie pueda criticarla, y dos; está estudiando muy seriamente seguir los pasos de su madre si las cosas siguen así porque no está dispuesta a consentir que la sigan machacando. De ahí que se esté planteando denunciar a Instagram para parar de manera radical los comentarios despectivos hacia su persona.

Su madre ha sido la primera persona en España en ganar a una red social como Facebook, tras dos años de peleas judiciales. María José Campanario denunció a la red social después de que muchos usuarios volcaran comentarios ofensivos sobre su enfermedad en 2019. En un primer momento, solicitó que la plataforma retirara de la red todos los comentarios y al no hacerlo decidió seguir adelante con su denuncia.

Justo la semana pasada recibió la buena noticia de que Facebook había decidido no llegar a juicio, que tenía fecha, el 13 de julio de 2022 en el juzgado de Instrucción número 3 de Arcos de la Frontera, Cádiz, y llegar a un acuerdo con Campanario borrando todo rastro de los insultos volcados sobre ella. "Los comentarios eran de muy mal gusto y, sin duda, vulneraban el honor de nuestra clienta al llegar a cuestionar incluso el padecimiento de su enfermedad", explicaron sus abogados.

Lea también - El ajetreado fin de semana de Julia Janeiro con su nuevo novio italiano: primeras fotos juntos

Y esta buena noticia es la que ha hecho que Juls se plantee seguir sus pasos. No le parece justo tener que recibir continuos juicios de valor sin penalización. Ella es consciente de que no puede gustar a todo el mundo, pero no por ello soportar que la insulten, la injurien, la denigren y la vapuleen como están haciendo muchos usuarios de esta red social.

Su madre siempre han sido muy activa en todo lo que tiene que ver con la justicia. De hecho, Campanario ha demandado a varios contertulios de Sálvame y en más de una ocasión ha salido vencedora. Es el caso de Kiko Hernández, al que demandó por difundir el contenido de un parte médico tras su ingreso. En un primer momento, el juzgado desestimó la denuncia porque se consideraba que la información aportada no era sensible, pero en siguientes instancias María José ganó la batalla, aunque sólo consiguió que le condenaran a 2.000 euros.

También le ganó otro juicio a María Patiño. La periodista aseguró que María José había tenido una discusión con su suegra y que "la había cogido por el cuello". Fue condenada a 8.000 euros de indemnización. El reportero José Antonio León también fue demandado por Campanario. Le pedía 50.000 por daños morales e intromisión en su intimidad. Finalmente consiguió 8.000. Ahora Juls está dispuesta a continuar por el camino que ha abierto su madre.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin