Actualidad

El percance que ha impedido a Ortega Cano y Ana María Aldón disfrutar de la Nochebuena: "Estamos en el hospital"

La sexta ola de coronavirus en España está poniendo patas arriba todos los planes navideños en familia. Así lo han experimentado Ana María Aldón y José Ortega Cano este viernes, 24 de diciembre, cuando su cena de Nochebuena se ha visto empañada por un susto con José María, el hijo pequeño de la pareja.

Tal y como ha señalado la mujer del diestro en sus redes sociales, José María ha estado con 39,5 de fiebre toda la noche, uno de los síntomas de la nueva variante de la Covid-19, por lo que se han visto obligados a acudir al hospital. 

Lea también: Ortega Cano reacciona al homenaje de Rocío Jurado: "Eché en falta que se nombrara a Gloria Camila y José Fernando"

"Con la ilusión que tenía de que esta noche viene Papá Noel y al final nos vemos en el hospital con 39,5", escribía Aldón. "Me paso por aquí para deciros que estamos aquí el niño y yo encerrados en la habitación porque estamos esperando el resultado de la PCR. Hasta que no lo tengamos no podemos sentarnos todos en la mesa. Los demás tenemos test de antígenos negativo pero el niño tiene 39,5 de fiebre. De momento precaución", explicaba un rato más tarde.

Por desgracia, los resultados no han estado a tiempo y madre e hijo han tenido que celebrar la Nochebuena aislados en una habitación. "Las apariencias engañan, me he arreglado pero nada más lejos de la realidad... Estoy con las zapatillas de andar por casa. Las 12 de la noche y los resultados no están. Estoy por quitarme el mono, el maquillaje y ponerme el pijama", comentaba, completamente agobiada.

Mientras tanto, José Ortega Cano y Gloria Camila sí han disfrutado de esta noche tan especial y han vuelto a demostrar lo unidos que están padre e hija con una fotografía que la hija del extorero ha compartido en su Instagram.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.