Actualidad

María Teresa, hundida por las imágenes de Edmundo y Bárbara Rey

María Teresa Campos está viviendo una de las peores Navidades de su vida. A la pelea de sus hijas, Carmen y Terelu, se ha sumado ahora algo que definitivamente le ha destrozado. Y es que aunque sus hijas han puesto todo de su parte para que no se enterara del coqueteo entre Edmundo Arrocet y Bárbara Rey, ha sido inevitable que le llegara.

Lea también: El maléfico mensaje de Bigote Arrocet contra María Teresa Campos, con Bárbara Rey como protagonista

Tanto Carmen como Terelu, sobre todo esta segunda, se están ocupando en los últimos tiempos de que Teresa esté al margen de lo que pasa y se dice en la televisión. La Campos es una sufridora de toda la vida y cada cosa que ve u oye le provoca un disgusto grandísimo. De ahí que las niñas quieran protegerla. Pero una vez más no han podido. Según indican a Informalia, Teresa finalmente se ha enterado de que Bárbara Rey y Edmundo se pasearon juntos diciendo a todos aquellos que les quisieron escuchar que puede haber algo. Otra cosa es que les crean. Aun así, la reacción de la matriarca del clan Campos ha sido tremenda. Para ella es una tradición en toda regla y hasta ve mala fe por parte de la ex domadora y el chileno. Es como si le hubieran clavado un puñal en el corazón. Es lo último que le quedaba por ver para finiquitar una historia en la que ella siempre creyó, mucho más que el humorista.

Sus hijas y Gustavo, su persona de máxima confianza, han intentado restarle importancia y argumentarle que es una chorrada y que eso ya nada tiene que ver con ella, pero aun así, Teresa está rota. De hecho, algunos periodistas la han llamado para preguntarle por el tema, pero ella ni siquiera contesta al teléfono. No quiere saber absolutamente nada e incluso ha evitado salir a la calle para no encontrarse con reporteros y que le pregunten por las imágenes de la vedette y su ex novio.

Según cuentan a Informalia, la veterana presentadora no ha visto las imágenes ni lo quiere hacer. "Teresa no está preparada para ver a Edmundo paseando con otra mujer y mucho menos con alguien como Bárbara, una persona conocida y con la maldad suficiente como para hacer esto solo por fastidiarla". "Lo único que espera", nos dicen, "es que no haya más imágenes de ellos y mucho menos en actitud cariñosa".

De cara a la galería, el discurso, al menos de Carmen, ha sido bien distinto. La menor del clan ha restado importancia al asunto e incluso ha asegurado que a su madre le da exactamente igual. "Estaría bueno que Bigote no pudiera rehacer su vida. Este señor hace mucho tiempo que no tiene nada que ver con la familia Campos y está fuera de la vida de mi madre", dijo en conexión telefónica con Sálvame. Después puso en duda que la relación fuera cierta. "Yo he hablado con Sofia y me ha dicho que es absolutamente mentira. Que no hay nada más que amistad entre ellos. Y Sofi nunca me ha mentido". Al menos esto demuestra la preocupación y el interés de las Campos por esta relación, que han llamado a la hija de Bárbara Rey para preguntar si es cierta o no. ¿Pero no dicen que les da lo mismo?

Lea también: Bigote Arrocet se va a Chile el 13 de enero y no tiene billete de vuelta

Terelu no ha abierto la boca. Ella está muy preocupada por su madre desde hace tiempo. De hecho, ha estado en su casa durante algo más de un mes hasta que la matriarca se ha mudado definitivamente a su nuevo hogar, al que en un primer momento le costó adaptarse. Al parecer, se levantaba triste a diario echando la vista atrás y viendo todo lo que había pasado: su casa, su trabajo, su manera de marcharse de la televisión, la pelea de sus hijas y su abrupta ruptura con Bigote por mensaje. Se le viene la casa encima.

Todavía podría quedarle mucho por ver, porque aunque Edmundo es difícil que se siente en el Deluxe, porque tiene demandado al programa y a Kiko Matamoros, y de momento le han vetado hasta que retire las querellas, como ya contamos, bien podría hacer un posado en una revista hablando de su relación con Bárbara y, de paso, con Teresa. La vedette, por su parte, nunca ha tenido pelos en la lengua así que no sería extraño que le diera la Navidad a Teresa, que siempre ha sido su archienemiga.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

eu
A Favor
En Contra

Dice un dicho de pueblo "cuando un burro no tiene nada que hacer, con el rabo se espanta las moscas". Quiza sea el caso que el ministro garzon no tenga nada que hacer?

Puntuación 0
#1