Actualidad

James Franco admite haber abusado de sus alumnas: "Era adicto al sexo, no quería hacerles daño"

Han pasado cuatro años desde que el actor fue acusado de haber abusado sexualmente de las alumnas en su antigua escuela de actuación. Ahora, James Franco ha admitido su culpa y ha pedido disculpas: "No quería lastimar a nadie".

Lea también - James Franco, tras las acusaciones de abuso sexual por parte de sus alumnas: "Están hambrientas de atención"

Fue en enero de 2018 cuando cinco mujeres, cuatro de ellas alumnas de interpretación de James Franco, denunciaron haber sido víctimas de abusos sexuales por parte del intérprete. Una de ellas, Sarah Tither -Kaplan, declaró en Good Morning America que Franco "abusó de su poder al explotar a las mujeres no famosas con las que trabajaba con el pretexto de darles oportunidades". En aquel momento, el actor lo negó todo: "Las cosas que escuché que estaban en Twitter no son precisas, pero apoyo completamente a la gente a salir y poder tener una voz porque ellos no tuvieron voz durante tanto tiempo... Así que no quiero, ya sabes, apagarlos de ninguna manera", aseguró en The Late Show.

Franco llegó a un acuerdo con dos de las presuntas víctimas, Tither-Kaplan y Toni Gaal, a las que pagó más de dos millones de dólares a cambio de no formalizar la denuncia.

Este miércoles, en el podcast de Jess Cagle, SiriusXM, ha dado explicaciones sobre todo lo sucedido: "En 2018 hubo algunas quejas sobre mí y en ese momento pensé 'Me voy a quedar callado'. No parecía el momento adecuado para decir nada", ha dicho. "Había gente que estaba molesta conmigo y necesitaba escuchar. Hay un escritor, Damon Young, y él dijo que cuando algo como esto sucede, el instinto humano natural es simplemente hacer que se detenga. Y lo que sea que tengas que hacer, disculparte, hazlo". Franco ha añadido: "Hagas lo que hayas hecho, incluso si fue un error o dijiste algo mal o lo que sea, probablemente haya un iceberg debajo de ese comportamiento, de patrones, de ser ciego para ti mismo que no se resolverá de la noche a la mañana".

El actor ha admitido haber tenido problemas de conducta en aquellos años: "Estaba recuperándome por abuso de sustancias. Hubo algunos problemas y tuve que lidiar con eso también, estaba relacionado con la adicción. Por eso, realmente utilicé mi experiencia en recuperación para comenzar a examinar esto y cambiar quién era yo", ha desvelado. Y no solo eso: también habló de una adicción al sexo. "Es una droga tan poderosa. Me enganché por 20 años más. La parte insidiosa de eso es que me mantuve sobrio por el alcohol todo ese tiempo. Y fui a reuniones todo ese tiempo. Incluso traté de apadrinar a otras personas. Así que en mi cabeza, fue como, 'Oh, estoy sobrio. Estoy viviendo una vida espiritual'. No pude verlo. Nunca pude serle fiel a nadie".

El protagonista de The disaster artist se muestra arrepentido: "No quería lastimar a la gente. De hecho, no era un chico de una sola noche. Las personas con las que me juntaba o con las que salía las veía durante mucho tiempo, años. Es solo que no pude estar presente para ninguno de ellos. Y el comportamiento se extendió hasta un punto en el que era como si estuviera lastimando a todos". Y ha contado: "Durante mi estancia en la academia, me acosté con los estudiantes y eso estuvo mal. Pero como dije, no es por eso que comencé en la escuela y no fui la persona que seleccionó a las personas para estar en la clase. No era un 'plan maestro' de mi parte. Pero sí, hubo ciertos casos en los que tuve cosas consensuadas con estudiantes y no debería haberlas tenido. En ese momento no estaba lúcido y solo pensé que si era consensuado, estaba bien".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin