Actualidad

Lourdes Ornelas asegura que Camilín "está mucho mejor" a pesar de seguir en la UCI: "Me reconoce y habla conmigo"

Tras casi un mes ingresado en Hospital Universitario Puerta del Hierro de Majadahonda (Madrid), Camilo Blanes a sus 38 años permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos. Su madre, Lourdes Ornelas, ha desvelado cómo se encuentra su hijo en estos momentos tan complicados para ella y su familia.

La mexicana ha sido sorprendida en la calle por los micrófonos de Europapress y ha confirmado que su hijo y el de Camilo Sesto sigue en la UCI: "Está mucho mejor. Está ahí, pero está bien". A la pregunta de si Camilín le habla y le reconoce, ha asegurado: "Sí, está perfectamente. Sí, sí, totalmente".

Por otro lado, desconoce si a su hijo le darán el alta de la UCI pronto: "No tengo ni idea". Eso sí, ha reiterado que está fuera de peligro: "Eso es lo más importante. Está muy bien atendido en este hospital. Ahorita voy para allá". También ha aclarado que su novia, María, está junto a él en estos momentos, visitándole siempre que puede.  

El secretismo que rodea al caso impide conocer la verdadera razón por la que ingresó a finales de noviembre en el hospital madrileño. Mientras oficialmente se hablaba de una neumonía, otras fuentes indicaron que Camilín se corrió una juerga de tres días para celebrar su cumpleaños, y cuando regresaba a su domicilio en bicicleta sufrió un accidente. Llovía a cántaros y permaneció medio inconsciente en el suelo. La humedad y el agua degeneraron en esa neumonía.

Su ex novia, Christina Rapado, ofreció unas polémicas declaraciones hace unas semanas en Socialité: "Él dice constantemente que su madre no lo quiere y que lo que quiere es quedarse con la herencia. Esta mujer quiere hacerle un Britney Spears, lo quiere inhabilitar para ser la tutora legal y gestionar el patrimonio de Camilo". 

Al mismo tiempo, contó que la prácticamente desconocida María en realidad no es su novia, sino una letrada contratada por esta para inhabilitar a su ex: "¡Si él rompió con la novia!".

Blanes, que ya tenía graves problemas con la bebida, se sumió en una profunda depresión tras la muerte de Camilo Sesto en 2019, y dejó de lado un proyecto musical que había firmado meses antes del fallecimiento. Desde entonces, el hijo del cantante no ha remontado.

Su madre incluso intentó ingresarlo en un centro: "Si estuviera en su casa le controlaría mucho más y él no quiere que le controle. Así puede hacer lo que le da la gana", expresó en alguna ocasión.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin