Actualidad

Esta es la herencia que deja Manolo Santana: su viuda Claudia es la principal beneficiada

La semana pasada fallecía Manolo Santana a los 83 años de edad por un fallo cardiaco en su casa de Marbella. El aclamado tenista perdía la vida el mismo año que Mila Ximénez, con quién mantuvo una relación y tuvieron una hija en común, Alba Santana.

Después de un merecido homenaje instalando una capilla ardiente en La Caja Mágica de Madrid, las cenizas del deportista ya han sido trasladas a Marbella, la ciudad en la que vivió, amó y murió.

Lea también: Lo avisó Mila Ximénez antes de morir: "Todo está en manos del hijo de Claudia y Manolo Santana pasa de los suyos"

Su muerte deja no pocas incógnitas sobre su herencia económica y empresarial. Tal y como revela el portal Vanitatis, justo antes de la pandemia, en 2019, se paró toda la actividad económica de Santana, dejando de presentar sus cuentas en el Registro Mercantil. Eso sí, hay una única excepción, la cual no podía ser otra que uno de los grandes triunfos del pionero del tenis en nuestro país, el Manolo Santana Racquets Club de Marbella.

Esta sociedad fue constituida en 2010. Solo un año después, su actual viuda, Claudia Inés Rodríguez Valencia, figuró como administradora única. La sociedad se constituyó con un capital de 18.000 euros. De las cuentas públicas presentadas por la sociedad se extrae que contaba hasta 2019 con un patrimonio activo de casi 85.000 euros, así como unos ingresos de algo más de 423.500 euros. Y eso que dicho último año fue uno de los pocos en los que obtuvo beneficios (29.051 euros, en números rojos), partiendo de la base de que el año anterior, 2018, la economía de la empresa presentaba un balance negativo de -46.584 euros.

Manolo Santana aparece también en la dirección de otras dos empresas, International Sports Organitation S.A., una UTE (Unión Temporal de Empresas) dedicada a la organización de espectáculos deportivos y Rolwim S.A., creada en 1989 y dedicada a las "actividades de escuelas de conducir y pilotaje". La sociedad Rolwin, por su parte, sí que presentó una solvencia mayor que la anterior. Al menos, en lo que respecta al 2019, ya que ese año el patrimonio activo era de 174.209 euros, los ingresos de poco más de 75.100 euros y los beneficios netos de casi 18.500 euros.

A día de hoy, Claudia sería además la titular del 90% del patrimonio de Santana, según José Ramón Llompart, amigo del tenista. Entre sus posesiones se encuentra una vivienda en la urbanización Nueva Andalucía, con un valor aproximado de 900.000 euros y que incluye también un garaje a su nombre, según el registro de la propiedad. Además, un piso de 60 metros en la Calle Santa Engracia de Madrid, así como una plaza de garaje en la misma calle, una de las mejores zonas de Madrid.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin