Actualidad

La mujer que demostró los malos tratos de Pepe Navarro le pide ayuda a Irene Montero tras el silencio de Mediaset

Cuando Pepe Navarro se sentó en el Deluxe hace unas semanas, Paloma García-Pelayo hizo referencia a la condena por malos tratos que tiene el presentador a raíz de que una mujer, Vanessa Martín, hasta ahora prácticamente desconocida, le denunciara hace un par de décadas. Cuando esto ocurrió, paradójicamente Jorge Javier Vázquez la cortó tajante para no hablar del tema.

Lea tambiénCarlota Corredera y Jorge Javier Vázquez, salpicados por el escándalo del maltrato de Pepe Navarro

Decimos paradójicamente porque es un hecho que resulta, cuanto menos, un tanto incoherente. Principalmente teniendo en cuenta que en los últimos meses, a raíz de los testimonios de Rocío Carrasco, el de Badalona y muchos de sus amigos de Sálvame se han 'auto' abanderado en la lucha y la visibilidad contra de la violencia de género en televisión.

Sin embargo, desde 'La Fábrica de la Tele' (productora de la docuserie y el programa de Jorge y Carlota Corredera) no están haciendo lo mismo con Martín, evitando en todo momento que el tema salga a relucir en su programa estrella. Por todo esto, Vanessa Martín siente que no tiene el respaldo que sí han tenido otras mujeres como 'La hija de la más grande' (esta última sin tener una sentencia firme de por medio contra en padre de sus dos hijos).

Así las cosas, Martín ha denunciado lo que para ella es una injusticia mediática mediante una carta en redes sociales a la ministra de Igualdad, Irene Montero

"Ante todo, mis mayores respetos hacia usted como mujer, como Ministra de Igualdad y ante la gran responsabilidad que desempeña en nuestro país. Entiendo que hasta hace unos días era desconocedora de mi caso, ya que han pasado 20 años desde que sucedieron los hechos que pretendo trasladarle y, por desgracia, en ese momento las mujeres no contábamos con el apoyo, ni las ayudas, ni la protección legal que hoy tenemos con la ley de violencia de género", explica en su misiva Vanessa. 

Después, se trasladó a lo que desgraciadamente vivió hace dos décadas: "El 29 de diciembre de 2001 tuve la desgracia de vivir la peor pesadilla de mi vida. ¿Se puede imaginar como una joven en ese momento se sintió al recibir tal paliza que pensé que mi vida terminaba ahí? Pensé que nunca más vería a mi familia, y lo peor de todo, que quizás me lo merecía...".

En aquel momento, Martín no veía la puerta de salida: "Después de varias horas de tortura psicológica y física, en las que su única obsesión era que nadie me pudiera ver en esas condiciones, reteniéndome durante horas contra mi voluntad mientras me limpiaba las heridas y le decía una y otra vez que había sido mi culpa... ¿Es justo vivir con miedo tantos años?".

Por tanto, a la ministra de Igualdad le lanza un grito de socorro para que su voz y la de otras tantas mujeres víctimas de la violencia de género ocupen el lugar que merecen en los medios de comunicación: "Ayúdeme, por favor, a que no se apague mi voz y ayúdeme a continuar con una vida sin miedo. Tengo 45 años y me ha tocado revivir algo que creí tenía superado y que me ha vuelto a truncar la vida. No permita, por favor, que se juegue de esta manera con la vida de las víctimas".

Su alegato, aparentemente contra el cortijo de Mediaset, es claro: "No permita que una sentencia judicial se ponga en entredicho públicamente y, por favor, le suplico que no se le siga dando voz al agresor y sí a la víctima".

Lea tambiénAntonio David deja en evidencia a Mediaset (y a Irene Montero) por no dar voz a la condena de malos tratos contra Pepe Navarro

Por último, unas palabras en contra del silencio mediático sobre su caso en concreto y sobre el de otras mujeres en general: "No podemos tener miedo a denunciar para que luego se nos silencie. Vivimos en un estado de derecho que reconoce la igualdad, con un ministerio que así lo representa y en un país donde la libertad de expresión es un derecho desde hace muchos años. No se puede silenciar a una víctima con una sentencia firme en su mano desde el año 2003", sentencia en su carta.

En las redes sociales, Vanessa ha encontrado el apoyo de cientos de usuarios que le han transmitido sus ánimos y su respaldo a través de los hashtags #VanessaMartinEstáViva y #VanessaMartinTambienSeRebela.

La condena a Pepe Navarro

A finales del año 2001, esta madrileña, que era prácticamente desconocida hasta ahora, denunció por "agresión y amenazas" al periodista y la Justicia condenó a Pepe a pagar una indemnización de 4.434 euros por "malos tratos e injurias".

La sentencia, con la que Pepe no está de acuerdo, dice que el periodista "agredió a Martín en dos ocasiones, causándole múltiples lesiones tanto a la cara como a varias partes del cuerpo". Cuando García-Pelayo habló de este asunto en pleno prime time de Telecinco, el ex de Ivonne Reyes se mostró muy tenso.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin