Actualidad

La juerga farruka de Samantha Vallejo-Nágera tras la muerte de Verónica Forqué

La trágica muerte de Verónica Forqué el pasado lunes 13 de diciembre impactó enormemente a toda España y por supuesto a los que fueron sus compañeros de Masterchef Celebrity. Una de las más afectadas fue Samantha Vallejo-Nágera, jurado del concurso, que colgaba en las redes sociales un mensaje lleno de cariño hacia la fallecida: "Se ha ido mi amor. Lo más genial que he conocido. Mi ídola, mi amiga, mi Vero. Tu Sammychef siempre estará orgullosa de ti". 

Hasta aquí, todo fue emotividad y buenos recuerdos, pero las palabras se las lleva el viento, y esa misma noche de lunes, Samantha aparecía en el estreno de un concierto de Farruko, con una actitud un tanto arisca con los reporteros que le preguntaban cómo se sentía tras el prematuro adiós de su amiga: "Ya, ya, ya, respetad un poco. No voy a decir nada", dijo la hermana de Colate.

¿Sentimiento de culpa por estar allí? El mutismo de la chef y empresaria impide conocer por qué a pesar de la pena estuvo en la fiesta farrukeña.

Lea también - Pepe Rodríguez, roto y "en shock" tras despedir a Verónica Forqué: "La gente de Masterchef la cuidaba"

Miembros del equipo técnico de MasterChef nos confiesan que durante las grabaciones llegaron a temer por Verónica Forqué por las actitudes extrañas de la hija de José María Forqué. "Allí casi todo el mundo tenía muy claro que esa mujer no estaba preparada para afrontar las pruebas culinarias, ni mantener una relación satisfactoria y estable con sus compañeros", nos dicen. "Puede que hubiera que haber parado antes", admiten.

Verónica no ocultaba sus males, ni sus depresiones: "Era evidente que su estado mental no era el adecuado. Y algunos todavía nos preguntamos por qué no se abordó el problema adecuadamente", reconocen.

Forqué salió del concurso por la puerta de atrás y no consta que alguien se preocupara de ayudarla en su camino de tortura.

Y parece ser que, desde el Consejo de Administración de RTVE, cadena en la que se emite el programa, quieren iniciar una investigación sobre todo lo ocurrido con la actriz, broncas incluidas, mientras participó en el concurso.

La misma mañana de su muerte, la hija de Verónica Forqué estuvo en casa de su madre hablando con ella antes de la tragedia, tal y como adelantamos en este portal. "María y su madre charlaron un rato y su hija salió por el portal de la casa para coger un Cabify", nos confirmaron.

Lea también - Lágrimas y emoción en la capilla ardiente de Verónica Forqué: Sánchez, Ayuso, Almodóvar y otros muchos la despiden

Después, cuando le avisaron de la tragedia, regresó y, al llegar al domicilio, frente al madrileño parque de Berlín, testigos presenciales de los comercios de la calle Víctor de la Serna aseguran que estaba "muy alterada" y gritaba "no quiero verlo", tras ser informada de lo que, según todos los indicios, parecía un suicidio, como luego se confirmó. No ha trascendido de qué hablaron ni en qué términos se produjo la charla entre madre e hija, la última que mantuvieron, peto estamos hablando de una persona excesivamente sensible, a la que le afectaban demasiado los problemas.

Verónica Forqué junto a su hija, María Iborra

En todo caso, y a pesar de las señales enviadas por la actriz desde hace tiempo, tanto en su trabajo como en su entorno personal, sí sabemos que ocultó a todo el mundo su intención de quitarse la vida.

Su hija era consciente de los problemas de su progenitora pero sin duda nunca pudo llegar a imaginar lo que ocurriría.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin