Actualidad

Isabel Pantoja, "escandalizada" después de que Kiko Rivera la culpe de sus adicciones

Cuando parecía que la reconciliación entre madre e hijo era un hecho, las últimas declaraciones de Kiko Rivera en el programa de Jesús Calleja podrían haber revivido la guerra familiar. Hay que recordar que el DJ culpó a su madre de sus recaídas a las drogas.

Lea también - Belén Esteban arremete contra Kiko Rivera: "Los que nos hemos drogado ha sido porque nos ha dado la gana"

La charla entre el pequeño del alma de Isabel Pantoja y el aventurero se grabó meses antes de que madre e hijo se reconciliaran a raíz de la muerte de doña Ana. Sin embargo, finalmente se emitió este domingo, cuando la paz entre madre e hijo parecía haber llegado.

La folclórica todavía no ha reaparecido públicamente ni se ha pronunciado sobre las últimas declaraciones de su hijo. Sin embargo, Marisa Martín Blázquez ha desvelado este martes en El programa de Ana Rosa cuál ha sido su reacción desde Cantora. 

La periodista ha asegurado que la tonadillera vio el programa porque es "muy fan" de las aventuras del presentador. No obstante, la alegría le supo a poco porque quedó "absolutamente escandalizada" cuando escuchó a su hijo culparle de sus últimas adicciones a las drogas. Tal es su enfado que "para ella su hijo se ha acabado por completo".

La cantante está profundamente decepcionada, y más teniendo en cuenta que estas declaraciones han llegado en uno de los peores momentos de su vida, cuando todavía llora la muerte de su madre, doña Ana, que falleció el pasado mes de septiembre a los 90 años: "No permiten que le hablen sobre Kiko ni que le aconsejen sobre él ni sobre lo que tiene que hacer para acercar posturas con su hijo", ha explicado Martín Blázquez.

Lea también - Así se fundió Kiko Rivera 8 millones: "Cuatro o cinco gramos diarios", "putas" y fiestas de una semana

La periodista ha añadido que Isabel está "depresiva" desde la pérdida de su progenitora y "al lado de su hermano Agustín Pantoja, que ahora tiene más poder".

En Planeta Calleja, Kiko se mostró decepcionado con su madre: "No volvió a preguntarme nunca más cómo estaba, cómo me sentía, si lo había vuelto a hacer o no... Si mi madre hubiera estado más atenta yo no hubiera tenido cientos de recaídas", señaló este domingo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin