Actualidad

Varapalo para Canales Rivera: cerca de quedarse sin la herencia de su tío Riverita

La enfermedad y la muerte de Riverita el pasado mes de enero a los 75 años no solo unió más a Kiko Rivera con la familia de su padre, sino que también provocó cambios en su sobrino favorito, Canales Rivera. Con el fallecimiento del hermano de Paquirri, el hijo de Teresa Rivera se convirtió en su heredero universal.

El torero fue el sobrino más cercano a Riverita y el que más unido estuvo a él hasta el último día de su vida. Por este motivo, decidió que él se convirtiera en el heredero universal de su fortuna y su patrimonio. Sin embargo, unas semanas después de su fallecimiento saltó a la palestra mediática un hombre de 33 años, de Castellón, que responde al nombre de Jacobo Moreno Muñoz y dice ser hijo no reconocido del hermano de Paquirri. "No tengo ninguna duda de que soy su hijo", confesó en febrero en Diez Minutos, tambaleando los cimientos del clan Rivera.

El joven ya le pidió a Riverita que se sometiese a las pruebas de ADN, sin éxito alguno. Sin embargo, meses después, el presunto hijo de José Rivera ha tenido que recurrir para las pruebas a Antonio Rivera, hermano del fallecido. La demanda de paternidad la presentó en el Juzgado de Primera Instancia número 10 de Castellón. 

El mismo semanario ha tenido acceso al resultado de las pruebas de ADN: "Una vez identificados los distintos marcadores genéticos moleculares presentes en el cromosoma Y se ha podido determinar que las muestras tienen el mismo haplotipo en el cromosoma Y (...) Supone una fiabilidad mayor del 99'99%", señalan los resultados.

En la demanda que Jacobo presentó, reza lo siguiente: "Tal prueba indica que existe una probabilidad de cerca del setenta y cinco por ciento de que Jacobo Moreno Muñoz sea hijo de José Rivera Pérez". 

Los bienes que están en juego

En estos momentos, el juez ha dictaminado medidas cautelares para que los beneficiaros de la herencia no puedan hacer y deshacer a su antojo hasta que el caso de la paternidad se aclare en los tribunales. De demostrarse la versión de Jacobo, él pasaría a ser el heredero universal.

Riverita contaba con un chalet de 600 metros cuadrados y dos plantas en pleno centro de Barbate, el municipio gaditano que ha visto crecer a los Rivera. También con una casa de campo en Benalup- Casas Viejas de 1.800 metros. Esta propiedad se la dejó, en principio, a su hermano Antonio. Además, tenía en su haber un terreno de 3.400 metros en Vejer de la Frontera de 3.400 metros. Una parte, 500 metros en concreto, se la dejó a una amiga. No obstante, no todo es camino de rosas porque, tal y como el propio Canales Rivera confesó en Sálvame, su tío tenía unas cuantas deudas coleando. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin