Actualidad

Victoria Federica quiere ir con su novio a Abu Dabi a ver al abuelo: ¿qué dicen sus padres y su hermano?

El más deseado de los regalos que Victoria Federica Marichalar Borbón quiere por Navidad no es el que acaba de hacer a esquiar a Formigal. El viaje soñado es a Abu Dabi para ver a su abuelo. Quiere felicitarle en persona por su cumpleaños el 5 de enero. Su madre y su tía Cristina se han desplazado en varias ocasiones para visitar al Emérito pero el problema es que la hija de la infanta Elena quiere ir con su novio, el Dj Jorge Bárcenas, con quien convive desde hace poco y del que no quiere separarse ni un momento.

La otra sobrina influencer de doña Letizia (Carla Vigo cubre el otro flanco familiar), últimamente más fiestera que El Cigala en la boda de Melendi, se resiste a hacer el típico 'viaje con mamá'. A sus 21 años, se considera lo bastante independiente como para tener que depender de Jaime de Marichalar o de la duquesa de Lugo como para poder tomar estas decisiones por su cuenta y riesgo.

El tamaño importa

Vic y su novio están dispuestos a costearse las vacaciones. Y tiene dinero. El chaval, por muy bien que pinche, vivió su momento estelar el día que enamoró a la sobrina de Felpe VI y su cotización sube como la espuma. El segundo highlight del nene, tras el braguetazo, llegó el día en que decidieron que su amor veinteañero estaba lo suficientemente consolidado como para tener sus cepillos de dientes en el mismo cuarto de baño, en suite, y la ropa de dormir en el mismo bedroom, no sabemos si con cama kingsize.

Varios amigos del Dj, al que le llaman Barce, confirman que él mismo les ha comentado la posibilidad de desplazarse ahora o la primera semana de enero a Abu Dabi. La broma que le hacen muchos es preguntarle si va "a conocer al abuelo político". Las mismas fuentes aseguran que Bárcenas  es "un chico muy serio y maduro", y eso que solo tiene 23 años. No se sabe muy bien el caché que pide por pinchar pero le da para vivir en un apartamento en La Castellana, dicen que de un tamaño descomunal, junto a su novia, con la que pasó la pandemia, lo cual une mucho. El tamaño del piso importa porque si quieren pueden hacer vidas separadas aunque compartan domicilio.

Bárcenas, que lo mismo pone música en Starlite Marbella que en una terraza madrileña o en una capea, procura ser discreto con las bromas sobre don Juan Carlos pero desde su círculo más cercano señalan que "le encanta la idea y lo que más le gustaría sería que le organizaran un concierto en el desierto o en uno de los super hoteles de Emiratos Árabes Unidos", donde podría tener un súper enchufe gracias al jeque Jalifa bin Zayed Al Nahayan,  presidente del país, anfitrión y amigo personal del abuelo materno de su novia.

Categoría tiene

Dicen que el novio de Vic está más que preparado para pinchar en los foros más elitistas. Su vena musical surgió cuando tocaba la batería con solo ocho años. No queremos imaginar lo que eso supuso para sus vecinos y familiares pero ha valido la pena. A la vez que emulaba a Ringo Starr estudió en el colegio Nuestra Señora de Loreto Fundación Educativa Santo Domingo pero pronto decidió que su prioridad era aprender a pinchar, su verdadera vocación. Ha compartido cabina con C. Tangana entre otros.

Su "Gordi"

"Me siento afortunado por poder trabajar en lo que me gusta", proclama en su cuenta de Instagram el novio de Victoria Federica, que además es muy fan del joven, a pesar de que él en la intimidad la llama "gordi" a la delgadísima hija de doña Elena. Él pincha, ella es influencer y hace su carrera en la universidad (The College for Internacional Studies), donde cursa Administración y Dirección de Empresas. Jorge compagina su profesión de Dj con su formación en Marketing y Digital Business en la escuela de negocios ESIC. Y conviven en un pisazo de mayores porque les apetece, les mola y sobre todo porque pueden pagarlo, igual que uni. La nieta de don Juan Carlos es súper moderna, y es además una seguidora de las enseñanzas de Escrivá de Balaguer, como prueba el hecho de que en la contraportada de su móvil lleva escrita una frase el santo que fundó el Opus Dei.  "Lo que se necesita para conseguir la felicidad no es una vida cómoda, sino un corazón enamorado", se puede en la funda del smartphone. Un viaje al desierto con su amor puede alimentar un corazón enamorado, como todo el mundo sabe. 

Hay que ser poco romántico o muy viejuno para ver incompatibilidades entre esa fe y ese ansia por pasar las noches estrelladas de la península arábiga, y las mañanas, con ese Dj que debe hacer unas playlist largas y bien trabajadas. Debemos desterrar de nuestro vocabulario conceptos propios de otras dinastías y otros tiempos como amancebamiento o barragana, aunque el corrector los admita aún sin subrayarlos en rojo, como ocurriría si fueran  palabras inventadas. No seremos nosotros quienes censuremos a dos jóvenes enamorados que se entregan el uno al otro sin necesidad de más bendición que la del amor puro.

Siente locura y adoración por abuelo Juan Carlos

Luego está la familia, claro. De la de Bárcenas no sabemos (de este Bárcenas), pero por lo que toca a Marichalar y a Borbón son muy del estilo de Victoria; y ya se sabe que los niños… Lo que ven en casa. Esa criatura sabe que algunos Borbones son muy de en Misa y repicando. Desde niña ha visto al abuelo materno diciendo por la tele cada 24 de diciembre que había que ser buenos, pero luego ha leído la chica las cosas que ha leído. Que si Botsuana, que si Suiza, que si Panamá, que si Mallorca… También es verdad que más de uno querríamos tener un abuelo con presunta tarjeta black, que te consigue mesa en cualquier parte, por muchas novias que quiera buscarse. No es nada extraño que una nieta agradecida como Victoria Federica quiera ir a dar un abrazo a su abuelo.

Su padre, en contra

El problema y tal vez el principal obstáculo (no insalvable) de Victoria Federica para este viaje es su padre. Jaime de Marichalar no lo ve bien. El ex duque de Lugo es muy serio a pesar de algunas escenas que nos ha ofrecido y que han quedado para la historia. Imposible pensar en este noble caballero y no visualizarlo en patinete, vestido con su gran personalidad, a cierta velocidad entre Velázquez y Juan Bravo. Victoria Federica no fue en absoluto una niña traumatizada por el cese de convivencia de sus padres pero ha tenido que crecer con aquella imagen de su padre en patinete, al que imitó como pionero de la movilidad ecológica, igual que Froilán. Los niños, ya se sabe: lo que ven en casa.

Pero como a les ocurre a muchos padres, los hijos no le hacen caso en todo. El pobre Jaime de Marichalar, cuya elegancia en la madurez ha evolucionado para bien, negó en un principio que su benjamina se hubiera pillado un piso a pachas con el trompetista, o lo que sea que toca Bárcenas, pero luego las evidencias han sido un soplo de verdad para el ex yerno de don Juan Carlos y ex cuñado de don Felipe y ha tenido que asumir que su hija ya es tan ex soltera de hecho como él es ex duque de Lugo.

Doña Elena quiere ir pero no con Bárcenas

De la madre de la niña qué vamos a decir. Una infanta de España puede con todo menos con su hija. Los libros de historia hablan por sí solos. Nos da la sensación de que doña Elena no está tan contrariada con el nuevo plan de su hija, tampoco con el estatus convivencial de su niña. Ella es más moderna que don Jaime, ha vivido siempre a caballo entre la grandeza de su apellido y la humildad de su función para con su país. Doña Elena tiene ese punto griego que en don Jaime es castellano recio. Para la infanta el jroña que jroña no es tan pecado. Yogures aparte, la hermana mayor del jefe del Estado ha sabido sobreponerse en sus casi 58 años a casi a tantos devenires como su madre. Soporta con admirable dignidad, en la era del MeeToo, que no sea ella la reina de España por ser mujer. Tal cual. Por eso, comprende que su hija quiera hacer su soñada preluna de miel al desierto. Eso nos lleva al hermano mayor de Vic, cuya posición es la de aliado, porque no descarta apuntarse.

Froilán es su aliado

Froilán sería el heredero al trono (más quisiera Rufián) de no estar vigente la ley más machista de España: la que da preferencia al varón sobre la mujer en la línea de sucesión aunque no sea el primogénito. En otro ámbito que no fuera el de la Casa Real un legislador iría a la cárcel solo con proponer una cosa así. Y lo peor es que Froilán Marichalar Borbón es además el mayor… Pero como su madre es una chica, pues no hay trono.

Pero aún sin corona, Felipe Juan Froilán de Todos lo Santos nos ha dado muchas tardes y noches de gloria. Sabemos que el joven que ocupa el cuarto lugar en la línea de sucesión a la jefatura del Estado se apunta a un bombardeo. 

Cuando Victoria Federica empezó a salir de fiesta, no hará tres años, nos la encontramos trifásica perdida ya a eso de las tres de la mañana en La Nuit, esa discoteca de Orense para jóvenes postadolescentes en la que se te pegan los pies al suelo, pero que cobra las copas baratas. Cuando le preguntamos si efectivamente era Victoria de Marichar ella nos miró con una sonrisa placentera y nos contestó amablemente: "No sé quién soy". Años después ha madurado y se ha encontrado a sí misma y en cierta medida ha sido su hermano mayor el guía que ha abierto camino. Como para decirle que se quede en Madrid y vaya a la Misa de Gallo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin