Actualidad

María Teresa Campos no se adapta a su nueva casa y 'coloniza' la de Terelu

Comenzar una nueva etapa a los 80 años no es fácil y María Teresa Campos lo está viviendo en sus propias carnes. La presentadora ha terminado la mudanza a su nuevo hogar pero no consigue adaptarse a una casa que le es ajena y fría, por eso 'escapa' siempre que puede a la de su hija Terelu, a pocos metros de la suya.

Lea también - Alejandra Rubio contra sus primos, los hijos de Carmen Borrego: la familia Campos se resquebraja

"Mi madre está en plena adaptación. Se fue el lunes, pero se volvió a casa porque estaba un poco nerviosa y ayer me fui a comer con ella y durmió, tiene que adaptarse. Ha estado conmigo 26 días y yo creo que ella ha dicho, yo me quedo aquí para toda la vida", ha desvelado la propia Terelu. "Que a mí no me importaría que mi madre viviera conmigo si yo tuviera infraestructura, si tuviera una casa, pero es que ya estábamos con la ropa colgada fuera del armario, porque no había sitio", ha explicado.

Fue el pasado mes de septiembre cuando María Teresa vendió su chalet familiar en Molinos de Hoz y encontró un piso junto a la casa de su hija Terelu. A pesar de las reticencias iniciales de los vecinos, consiguió una amplia y cómoda vivienda por 2400 euros de alquiler mensual. Sus hijas y Gustavo, su mano derecha, le ayudaron con la mudanza, pero las cosas no están saliendo como esperaban. Y es que, a sus 80 años, María Teresa se siente sola, tal y como han desvelado algunos de sus amigos más cercanos, y la guerra familiar que ha separado a Terelu y Carmen Borrego tanto dentro como fuera de los platós no ayudan a la matriarca en este momento complicado para ella.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin