Actualidad

Terelu Campos se arrepiente de haberse separado del padre de su hija hace 20 años: "No fue lo más acertado"

Terelu Campos, en plena polémica con su hermana Carmen Borrego, se ha sincerado en esta ocasión sobre un asunto bien distinto. Así las cosas, la hija mayor de María Teresa Campos ha recordado con nostalgia la época que compartió con el padre de su hija, Alejandro Rubio. Incluso ha confesado que en ocasiones se arrepiente de haber tomado caminos separados.

Lea también - Terelu Campos, sobre el cáncer que padeció: "Tengo miedo cuando se acercan las fechas de mis revisiones"

En primer lugar, la colaboradora ha contado cómo comenzó su historia de amor con el empresario, a finales de la década de los noventa: "En el verano de 1997 conocí a Alejandro Rubio y la verdad es que fue un flechazo. Nos presentaron unos íntimos amigos de él que, actualmente, siguen formando parte de mi día a día", ha explicado en su blog de Lecturas.

A continuación, ha hablado de lo detallista que fue al comienzo con ella: "Recuerdo que el 31 de agosto de ese año, fecha de mi cumpleaños, falleció Lady Di. Era de las pocas veces que me quedaba en casa de Alejandro y tuve que irme a la tele para realizar un especial. Ese día por la noche, me regaló un anillo muy especial que, por cierto, lleva puesto mi hija, Alejandra", ha añadido. 

En aquel momento, Alejandro no se hincó de rodillas, aunque pronto comenzaron a florecer los planes de pasar por el altar: "No me pidió matrimonio, pero enseguida hablamos de boda. Yo quería casarme el mes de diciembre del 97. En esa época me encargaron las tardes de Telemadrid. Empezar un programa nuevo de lunes a viernes te exige mucha más dedicación que cuando un programa está más rodado".

Como no pudieron seguir adelante con sus previsiones, pospusieron la ceremonia para unos meses más adelante: "Eso impidió que pudiéramos casarnos en diciembre, por lo que pospusimos nuestra boda hasta el 14 de marzo de 1998".

Eso sí, se encontraron con un gran inconveniente, pues él no tenía la nulidad eclesiástica de su primer matrimonio: "Mi futuro marido había estado casado anteriormente y tenía un hijo, Sergio. Su primer matrimonio fue religioso, pero yo quería casarme por la Iglesia y sé que él peleó todo lo que pudo. Cuando era muy difícil conseguir la nulidad eclesiástica, el padre Jesús me dijo: 'Cásate, hija, que yo sé que Dios bendice este matrimonio'".

Lea también - El cumpleaños de Belén Esteban: Terelu habla de su hermana y de su reencuentro especial con Andrea Janeiro

Al final, terminó por llegar el día más esperado: "¡Llegó el día de nuestra boda! Uno de los más felices de mi vida. Al despertarme miré por la ventana y estaba jarreando en Santander. Aposté por Santander, porque allí vivía mi tío Manolo, el único hermano de mi padre, que fue mi padrino (...) Volviendo a la boda, tuve la fortuna de que el alcalde de entonces, Gonzalo Piñeiro, gracias a mi amigo Antonio Bañuelos, me pudiera casar en el Palacio de la Magdalena".

De este modo, acertaron con la elección del lugar. El tiempo, además, estuvo de su parte: "¡Menudo privilegio para mí! A pesar de la lluvia, salió el sol cuando me vestí de novia y no volvió a llover en todo el día. Disfrutamos de una boda maravillosa".

Después llegó el momento más emocionante en la vida de ambos, el nacimiento de Alejandra en el año 2000. Aunque, al comienzo, no todo fue un camino de rosas: "Me costó quedarme embarazada. ¡Qué suplicio! Pensé que nunca me iba a pasar. Afortunadamente, lo conseguimos y tuvimos a Alejandra. Nunca olvidaré la cara de su padre cuando la vio (...) Sé que junto a su hijo, Sergio, Alejandra vino en un momento especial de la vida para los dos".

Pese a que el amor se rompió con el paso del tiempo, ella le sigue guardando un gran cariño casi veinte años después: "Después, llegaron los problemas como en todas las parejas, pero nunca nos perdimos el respeto y, gracias a eso, tenemos la relación que tenemos (...) De alguna manera, Alejandro sigue siendo el hombre más importante de mi vida, porque con él he tenido lo más importante de mi vida: mi hija, Alejandra. El próximo mes de febrero se cumplirán diecinueve años de nuestra separación, pero es maravilloso que yo siga reconociéndole ese papel tan importante en mi vida".

En cierto modo, la tertuliana de Viva la vida se arrepiente de haber tirado por tierra el amor que construyó con su ex: "Los dos contribuimos a que nuestro matrimonio no funcionara. He pensado, y él lo sabe, que si yo hubiera tenido un poco más de paciencia... En la vida tomamos decisiones y hay que aprender a vivir con ellas. En aquel momento creí que separarme era lo mejor, pero con lo que sé hoy de cómo son las relaciones, probablemente, no fue lo más acertado. No podemos reescribir nuestra historia", ha asegurado. 

Con el paso de los años, una de las cualidades que más valora de él es la educación: "Alejandro es un hombre con carácter. Nos unen muchas cosas como, por ejemplo, la educación. Los dos venimos de familias con los mismos valores y creo que eso es importante en una pareja".

Lea también - Carmen Borrego detalla cómo fue su encuentro con Terelu: "Me dio dos besos y hablamos de todo"

También aprecia el gran apoyo que encuentra en él y en su familia después de tantos años separados, ya que juntos han estado en las buenas y, especialmente, en las malas: "Cuando la vida me dio mi primer gran revés, Alejandro y su familia estaban ahí. Cuando él perdió a su madre, allí estaba yo. Cuando a su pareja la vida la golpeó como a mí, yo estuve ahí, porque fue lo primero que él me pidió. Cuando la vida me volvió a dar un revés, ahí estuvo él". 

Por último, para terminar su misiva, ha tenido unas palabras de agradecimiento para él: "Lo mejor es que después de tanto tiempo nos sigamos teniendo respeto y cariño. Los dos peleamos, siempre, por lo mejor para nuestra hija. Alejandro, gracias por llegar a mi vida y gracias por mantenerte en ella. Gracias por esa hija que tenemos y gracias por darme la mano cuando la necesito", ha sentenciado. 

Terelu y Alejandro contrajeron matrimonio el 14 de marzo de 1998 y se separaron en 2003, tres años después del nacimiento de la relaciones públicas. La hija de la veterana comunicadora también pasó anteriormente por el altar con Miguel Ángel Polvorinos, cámara de Televisión Española, el 22 de mayo de 1993. Los dos se separaron en 1996.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin