Actualidad

Concha Velasco cumple 82 años estrenando nueva vida alejada de los escenarios y refugiándose en sus hijos

Completamente alejada del foco mediático y disfrutando de un ansiado y merecido descanso después de más de seis décadas dedicada en cuerpo y alma a la interpretación. Así celebra Concha Velasco este lunes su 82 cumpleaños, un día muy especial que la veterana actriz festejará en la intimidad, rodeada de sus hijos Manuel y Paco, y de su único nieto, Samuel.

Fue el pasado mes de septiembre cuando Concha dijo adiós a los escenarios en el Teatro Bretón de Logroño, interpretando por última vez 'La habitación de María', una obra escrita por su hijo Manuel con la que recorrió en los últimos meses buena parte de nuestro país en una extensa gira teatral que hizo que sus hijos dijesen 'basta'.

Convencidos de que su madre necesitaba descansar y disfrutar, por fin, de una merecida jubilación, de su familia y de su tiempo libre, Manuel y Paco hablaban con la actriz después de sus comentadas declaraciones acerca de sus dificultades económicas a finales del pasado verano.

Entonces, la vallisoletana confesó que había tenido que vender enseres personales para poder pagar sus compras en la farmacia. Sus hijos la convencieron de que había llegado el momento de despedirse definitivamente de las tablas después de años volcada en el teatro y encadenando una obra de éxito con otra. "Es una forma de hablar, ella vive bien y no tiene ningún problema económico", replicó su hijo después, tras el revuelo generado. 

Así las cosas, el 21 de septiembre, en su querido Logroño, la actriz se subía por última vez a un escenario, muy emocionada en este adiós definitivo que daba inicio a su nueva vida. Una nueva vida marcada, en primer lugar, por un nuevo hogar. Días después de su última representación teatral Concha dejaba el apartamento en el que ha residido en los últimos años para mudarse a la casa de su hijo Paco - enfrente de la de Manuel - y disfrutar por fin de tiempo en familia, que es lo que más ha echado de menos la vallisoletana en los últimos años.

Desde entonces, y tal y como nos contaba su hijo mayor recientemente, Concha está feliz. Colocando sus enseres en su nueva casa, aprovechando para leer muchísimo, hablando por teléfono "todo el día" - confesaba entre sonrisas Manuel - y disfrutando de una de sus grandes pasiones, ver cine.

A pesar de que no se cierra a algún proyecto puntual en cine o televisión, Concha apenas se ha dejado ver en los últimos meses, y su única aparición ha sido con motivo del Fotogramas de Honor que recibió muy emocionada y con el aplauso unánime de la profesión el pasado 15 de noviembre. A pesar de que se esperaba su asistencia al acto en el que fue reconocida en Alcalá de Henares como Miembro de Honor del Claustro Universitario de las Artes, una ligera reacción en la tercera dosis de la vacuna del Covid - que había recibido un día antes - le impidió reaparecer por todo lo alto en este acto tan especial.

A la espera de poder felicitarla en persona por esos 82 espléndidos años y por esa merecida jubilación... ¡Muchísimas felicidades Concha!

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin