Actualidad

Bernardo Pantoja se creía el príncipe del cuento y acabó siendo la rana

Le tomaron el pelo por todo lo alto. Se creía el príncipe del cuento y se quedó en rana. Bernardo Pantoja intentaba ligar por WhatsApp con una mujer sevillana de nombre Rocío, la llamaba "mi princesa", le juraba amor eterno, ansiaba conocerla, pero la princesa se convirtió en traidora y filtró todos los mensajes y los audios al programa Sálvame, dejando en vergüenza al hermano de Isabel Pantoja.

Lea también: El 'Junco' de Bernardo Pantoja se va a pique

Nadie entiende la actitud de Bernardo, ese ligoteo intenso a espaldas de su pareja, la japonesa Junco, la mujer que le cuida y le mima desde hace años. Un amigo del septuagenario conquistador, manifiesta que "Bernardo se siente engañado y muy dolido. Todos pensamos que se entregó a fondo a quien no debía entregarse, y menos estando Junco por medio. En este sentido, es un desagradecido".

Lea también - Habla Pinocho, el supuesto hermano de Anabel Pantoja: "He hablado de Bernardo con mi madre"

Junco ya ha pedido explicaciones a Bernardo, la fuente anterior desvela que "han tenido una fuerte discusión, Junco pidió explicaciones y Bernardo no sabía cómo salir del paso. Parece ser que contestó que todo era una broma y que no tenía la menor importancia". Respuesta tan absurda como banal. Ya veremos si este episodio tiene malas consecuencias para la relación sentimental entre Junco y Bernardo.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments