Actualidad

La legión de voluntarios de Lydia Lozano que ayudan a La Palma

Como ya contamos en Informalia, Lydia Lozano inaugurará el próximo domingo un mercadillo solidario a beneficio de los damnificados de la erupción del volcán de La Palma. Pues bien, hay una, legión de voluntarios que se han encargado de mandar objetos personales para contribuir en esta iniciativa.

Lea tambiénLydia Lozano se solidariza con La Palma con una iniciativa de la que te contamos todos los detalles

Entre ellos, María Teresa Campos, sus hijas, Terelu y Carmen Borrego, Emma García, Carlota Corredera, Alonso Caparros, Gloria Camila, Jesús Vázquez… Todos han donado prendas personales para que sean vendidas en el mercadillo.

Lea tambiénIsabel Preysler y su incómodo encuentro con Lydia Lozano en plena calle

Lydia ha puesto precios muy bajos, entre veinte y cuarenta euros, y confía en que el reclamo sea lo suficientemente atractivo como para atraer el mayor número de compradores.

Hay que recordar que buena parte de la familia de Lozano reside en distintas localidades de La Palma y que ella realizó un reportaje en la zona hace unas semanas, en el que vivió momentos muy duros y emotivos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.