Actualidad

Alberto de Mónaco estalla de nuevo tras los rumores de crisis con Charlene: "Nuestra pareja no está en peligro"

Alberto de Mónaco está cansado de las especulaciones acerca de su matrimonio con Charlene y ha vuelto a desmentir los rumores de crisis, que hace unos meses incluso apuntaron al divorcio. Estos rumores le molestan especialmente en estos momentos, ya que la ex nadadora se retiró recientemente de la vida pública por sus problemas de salud.

Lea tambiénLos amigos de Charlene aseguran que "casi muere" en Sudáfrica y se indignan con Alberto de Mónaco

"No sufre ninguna enfermedad grave o incurable, no es tampoco un problema de pareja. Nuestra pareja no está para nada en peligro, quiero ser claro sobre esto. Se trata de las consecuencias de todas las operaciones que ha sufrido en los últimos meses", ha confesado en el Paris Match

El hermano de Carolina y Estefanía de Mónaco se ha pronunciado al respecto en reiteradas ocasiones en los últimos meses y volvió a acallar rumores el pasado 19 de noviembre, el día que se celebró la Fiesta Nacional en el principado, la primera vez sin Charlene por su estado de salud. En esta ocasión, sorprendió a su esposa con varias sorpresas durante la celebración.

En esta ocasión, también aprovechó la oportunidad para hablar de cómo se encuentra la princesa y confesar que, por decisión de ella, de él y de sus hermanos, está ingresada en un centro europeo: "Ella ya lo había decidido y solo queríamos que lo confirmara delante de nosotros. Ella lo quería así. Ya sabía que lo mejor que podía hacer era irse, descansar y recibir el tratamiento médico adecuado".

Lea tambiénCarolina y Carlota de Mónaco, las 'damas' del príncipe Alberto en su noche de gala sin Charlene

Por otro lado, esta semana los que han hablado del asunto, mostrándose molestos con la versión de Alberto, son los amigos de la sudafricana: "Es injusto que se la represente con algún tipo de problema mental o emocional (...) No sabemos por qué el Palacio le resta importancia al hecho de que ella casi muere en Sudáfrica".

La sudafricana regresó a Mónaco el pasado 8 de noviembre tras permanecer en su país natal desde mayo. Viajó hasta allí para recorrer el safari de KwaZulu-Natal con el fin de promover el fin de la caza furtiva de rinocerontes mediante la fundación que lleva su nombre. La infección la contrajo a raiz de una intervención en la boca en la que le elevaron el seno maxilar, un procedimiento habitual previo a la colocación de un implante. Tuvo que pasar hasta en tres ocasiones por quirófano.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.