Actualidad

Doña Letizia vuelve a deslumbrar en Suecia con un 'romántico' diseño en rosa empolvado

La reina Letizia ha vuelto a dejar a todos boquiabiertos. Desde que los reyes llegaran el pasado 23 de noviembre a Suecia para la que está siendo su primera visita de Estado al país, la mujer de Felipe VI ha lucido estilismos que quedarán para el recuerdo. Este jueves, su último día en Estocolmo, la reina ha vuelto a dar una lección de estilo con un diseño rosa empolvado que emana delicadez y romanticismo.

Doña Letizia ha participado junto a la reina Silvia de Suecia en un seminario sobre lengua, literatura y traducción en la Biblioteca Bernadotte, ubicada dentro del Palacio Real que contiene aproximadamente 100.000 libros que han pertenecido a los reyes y reinas de Bernadotte a lo largo de los siglos.

Al siguiente acto que acudirá la monarca será a un almuerzo ofrecido por la ciudad de Estocolmo en el Ayuntamiento en honor a los Reyes de España, al que está previsto que también acudan la princesa Victoria y su marido, el príncipe Daniel, así como los príncipes Carlos Felipe y Sofía.

Para la ocasión, doña Letizia se ha decantado por un diseño de cuello redondo y manga larga con unos pétalos 3D bordados en color rosa empolvado, que pertenece a Pedro del Hierro. Se trata de un vestido de manga larga, con hombreras, falda evasé y largo midi que la mujer de Felipe VI ha combinado con unos stilettos de Magrit y una cartera de piel y ante de la misma marca, también en tonos rosa algodón.

Como abrigo, doña Letizia la lucido una nueva adquisición: un abrigo en color rosa fresa de estilo oversize de Carolina Herrera que se mostró en la Fashion Week de Nueva York 2019.

En cuanto a joyas, para esta cita ha lucido unos pendientes de nácar de Yanes en forma de flor y su inseparable anillo de Karen Hallam.

Este estilismo dista mucho del que lució la mañana del miércoles para visitar los establos reales de palacio y conocer el centro de Estocolmo en una carroza. Aquí, doña Letizia se abono al estilo más 'royal' con un vestido en color coral de Carolina Herrera, una capa en color camel con piel en el cuello y unos stilettos de la misma firma. Además, la monarca, siguiendo a rajatabla la etiqueta, completó el look con un tocado a modo de turbante on detalles florales en la parte frontal. Concretamente, se trata del modelo Giulia (140 euros) de la firma Cherubina, que está confeccionado a mano en abaca de seda.

Para la puesta de largo de este mismo día, doña Letizia escogió un sobrio vestido de corte princesa en azul marino con sutiles transparencias y lazos en la espalda de la firma sueca H&M, en un guiño a sus anfitriones. Cuesta 300 euros y está hecho de poliéster reciclado.

Lo combinaba con su espectacular tiara Flor de Lis, su favorita. Valorada en 50.000 euros (la más cara del joyero real), tiene 450 diamantes y diez perlas. Creada por Ansorena a principios del 1906, Alfonso XIII la mandó a fabricar como regalo de bodas para su mujer, la reina Victoria Eugenia. Es la más significativa de la Casa Real, pues la Flor de Lis es el símbolo de los Borbones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.