Actualidad

Isabel Pantoja se enfurece con la niñera Dulce por desvelar el turbulento pasado de su hija Isa Pi en Cantora

La niñera Dulce despierta la caja de los truenos recordando los ninguneos y desprecios que sufrió su niña, Isa Pantoja, durante su infancia y adolescencia, en la finca Cantora. Isa reconoce lo que cuenta Dulce, pero piensa que avivar la llama, ahora que mantiene una buena relación con su madre, es contraproducente. De aquella etapa vienen los desencuentros de la antaño Chabelita con sus tíos, Agustín y Juan, y con la fallecida abuela Ana.

Lea tambiénIsa Pantoja, tras la exclusiva bomba de Dulce: "No hace falta que ella me defienda, ni ella ni nadie"

Los que conocen bien la historia hablan de grandes desprecios, y a la matriarca de los Pantoja le ha sentado a cuerno quemado que la niñera abra antiguas heridas familiares.

Una fuente cercana a la tonadillera nos cuenta que "Isabel se agarró un gran cabreo cuando le pusieron al tanto de las declaraciones de Dulce, las dos no se pueden ni ver, y teme que reavivar el fuego puede empañar de nuevo la relación con su hija. También Agustín está enfadadísimo, y su hermano Juan, que quedan muy mal en la entrevista concedida por Dulce a una revista".

Lea también - Isa Pantoja, en busca del "perdón público" de Kiko Rivera para evitar demandarle: "Me ha hecho daño"

Pero son enfados injustificados porque los tres hermanos saben perfectamente que lo que dice Dulce se sustenta en una realidad imposible de negar.

Isa fue el patito feo de los Pantoja durante muchos años, no extraña que se independizara nada más cumplir los dieciocho años, ya madre de su hijo, porque estaba harta de tantos problemas familiares.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.