Actualidad

Enrique Ponce quiere ganar dinero y volverá a los ruedos en 2022: ¿está Ana Soria disgustada?

El rumor se confirma: Enrique Ponce, que cumple 50 años en dos semanas, regresará a los ruedos en el primer trimestre del 2022, seguramente en la Feria de la Magdalena de Castellón o en la de Valdemorillo.

Desde que el ex de Paloma Cuevas se retiró de los toros, las ofertas para su regreso se han acumulado en la mesa de su apoderado, pero el valenciano ha preferido esperar hasta el año próximo para enfrentarse de nuevo a los astados. Hasta que llegue ese momento sigue entrenando en su finca La Cetrina y unido a Ana Soria, 26 años más joven que su novio, con la que, según cuenta una fuente del todo fiable, "vive momentos de gran felicidad". Lo mejor que pudieron hacer fue "alejarse del panorama mediático", nos dicen. "Así están más tranquilos y pueden llevar su relación sin sobresaltos".

Lea también: Enrique Ponce, héroe por un día: salva a Ana Soria de un aparatoso accidente en el barco

Además, el de Chiva sigue soñando con sacar su primer disco al mercado, e incluso ha montado una sociedad con sus amigos, los componentes del grupo musical Materia Prima, para lanzar ese futuro disco al mercado.

Uno de sus íntimos, Juan, confirma el reencuentro taurino de Ponce: "Volverá a los ruedos, eso seguro. En el 2022 se reactivarán todas las ferias importantes y todos los empresarios quieren contar con Enrique como cabeza de cartel. El se cuida mucho, entrena duro, la vuelta le pillará muy en forma, eso no hay que dudarlo", añade.

Lea también Enrique Ponce y Ana Soria se vacunan a la vez contra el Covid-19: ¿ha esperado el torero a su novia?

Pero sabemos lo mal que lo pasa Ana Soria cuando su pareja se viste de luces, como le pasaba a la madre de sus dos hijas y, si fuera por la jovencísima almeriense, ese regreso a los ruedos no se produciría nunca. Enrique respeta a su novia, pero es mayor la afición y las ganas de volver que los consejos para que se quede en casa. Y le hace falta dinero para mantener el tren de vida al que está acostumbrado.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments