Actualidad

Poli Díaz, denunciado por planear (presuntamente) el asesinato de su exnovia y de la jueza que lo condenó por malos tratos

La titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria, María Auxiliadora Díaz, que ordenó el ingreso en prisión de Poli Díaz por presuntos malos tratos a su expareja, ha presentado una denuncia contra el boxeador por planear, presuntamente, su asesinato, el de su exnovia, sus hijas y su madre desde la prisión de Salto del Negro.

Lea también: Poli Díaz evita graves peleas de presos en la cárcel canaria del Salto del Negro

La jueza presentó la denuncia este lunes, después de recibir una carta en la que un supuesto amigo de Poli Díaz (policía ya retirado) le advertía de los planes del púgil. La misiva aseguraba que que el Potro de Vallecas le había llamado varias veces desde la cárcel, donde ingresó el pasado mes de junio, para contarle sus intenciones y pedirle ayuda. Advertía a la jueza de que el boxeador le había pedido datos personales de ella para llevar a cabo el asesinato cuando obtuviera el primer permiso carcelario y le contaba que se había puesto en contacto con un traficante para hacerse con armas y silenciadores, así como documentación falsa para huir a Venezuela.

Según esta persona, Poli quiere vengarse de la jueza que lo ha metido en prisión por maltratar a su ex pareja, y también de esta por haberle denunciado y algunos familiares más. Afirma, además, que el exdeportista está enfermo de VIH: "No llegaré a los 60 años, así que me da igual quitarles de en medio a todos", le habría dicho.

El pasado mes de junio, Informalia habló con un amigo de Poli Díaz y aseguraba que el boxeador estaba desesperado en prisión: "Me han encerrado por culpa de las mentiras de mi novia. No la he maltratado, ella es muy agresiva y llegó a amenazarme con un cuchillo. No quiero volver a ver a esa tía en la vida. Antes de entrar en prisión, le juré a mi madre, que para mí es sagrada, que cortaría con ella", le dijo.

Poli fue detenido en el mes de mayo por un presunto delito de malos tratos. El 9 de junio salió de prisión y apenas 20 días después, volvió a ser arrestado. El púgil, de 53 años, permanece encarcelado en la prisión isleña del Salto del Negro a la espera de juicio por este caso y otros temas pendientes por asuntos relacionados con la agresión en plena calle a personas, asuntos que vienen de su etapa madrileña.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin