Actualidad

Alejandra Rubio no quiere paz con su tía Carmen Borrego: las razones del odio que no puede superar

Alejandra Rubio (21) es una joven con las ideas muy claras. Y desde hace tiempo sabe que, al menos en un futuro cercano, no puede haber reconciliación posible con su tía, Carmen Borrego (55).

Su distanciamiento viene de largo. Empezó en el plató de Viva la vida, donde protagonizaron más de un sonado encontronazo, que se ha intensificado tras la marcha de Borrego a Sálvame, algo que Alejandra nunca entendió. Siempre dejó claro que su tita se había olvidado de su dignidad por dinero. Y que por el mismo motivo arremetía contra su familia, sin importarle el sufrimiento fundamentalmente de su madre. Y es por esto que Alejandra ni perdona ni olvida.

Lea también: Alejandra Rubio piensa que en 'Sálvame' han fichado a su tía Carmen Borrego para ridiculizarla

Ahora mismo la distancia entre las hermanas es abismal, como nunca antes habían estado. De hecho, algunos de sus allegados con los que ha hablado Informalia creen que la situación actual es crítica y que por lo que dice cada una en petit comité se podría decir que las posturas son "irreconciliables". Pero la hija de Terelu Campos sabe que es cuestión de tiempo que su madre y su tía inicien un acercamiento. Son hermanas y habrá un momento de inflexión y se producirá una conversación que sirva para empezar a limar asperezas.

Lea también - Alejandra Rubio, contra su tía Carmen Borrego: "Ha hecho mucho daño a mi madre"

De hecho, el cumpleaños de Belén Esteban sirvió para un reencuentro. Terelu ha dicho que fue con cierta naturalidad. Que se saludaron y que hablaron algo. Sin embargo, Carmen se marchó sin despedirse, aunque luego se mandaron un mensaje en el que ambas reconocieron que se alegraban de haberse visto. Según cuentan a Informalia, es probable que pronto coincidan en casa de María Teresa Campos, que quiere organizar una comida familiar. Y es probable que sea entonces, y por su madre, cuando las hermanas pongan de su parte, se olviden de reproches y fumen la pipa de la paz.

Pero Alejandra Rubio no fumará de esa pipa. Ella no se siente en la obligación de hacer las paces con Borrego. Es su tía, no su hermana. "Alejandra no le va a perdonar nunca el daño que le ha hecho a su madre. Nunca lo olvidará", indica a Informalia un amigo de la joven. Esta misma persona también nos dice que "lo que le ha hecho a su madre es lo que más le ha dolido. Terelu se partió la cara por su hermana pequeña e incluso se fue de Sálvame por lo que decían de ella y ahora es Carmen quien no solo trabaja en ese programa, sino quien no defiende a su hermana cuando la ridiculizan. Eso, al margen de todo lo que ha dicho Carmen de Terelu, es lo que Alejandra no va a perdonar nunca. Incluso por encima de todo lo que ha dicho de ella, porque eso le resbala. Alejandra es de las de le entra por un oído y le sale por otro".

Lea también: Las hermanísimas Campos dirimen diferencias en el cumpleaños de Belén Esteban

Según nos cuenta esta persona, para Alejandra ahora mismo "es como si no tuviera tía y va a seguir sin tenerla al menos mucho tiempo. Cuando se junten, por ejemplo, en casa de su abuela o en Navidad, actuará como si estuviera con alguien que no conoce, pero que por educación tiene que saludar y compartir tiempo y espacio si no le queda más remedio. Pero ya está, no tendrán ningún tipo de relación ni será ella la que inicie ninguna conversación con su tía, como pasó en el cumpleaños de Belén".

Alejandra ha demostrado en Viva la Vida que dice lo que piensa y que no se anda con paños calientes ni aunque se trate de su tía. En todos estos meses que mantiene un enfrentamiento directo con ella, le ha dejado las cosas muy claras. En ningún momento ha sido una bienqueda y ha dicho de ella, incluso en su presencia, todo lo que piensa.

Su madre es la única que la puede convencer pero aun así Alejandra también le ha dicho lo que piensa muy claro. Las dos han hablado del tema y se han desahogado juntas. Por eso ambas saben lo que han pasado con todas las críticas que han recibido, fundamentalmente Terelu, desde Sálvame con Carmen presente en el plató.

Todo eso tendría que cambiar para una reconciliación entre las hermanas pero seguro que eso no convence a la cúpula del programa. Las peleas entre las Campos les han dado muchas tardes de gloria y seguro que no están dispuestos a perderlas…

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin