Actualidad

La Premio Nobel de la Paz más joven de la historia, Malala Yousafzai, se casa a los 24 años

La que se alzó con el Nobel de la Paz en 2014, Malala Yousafzai, se ha casado a los 24 años de edad. Así lo anunció ella misma a través de Instagram y Twitter, donde aglutina alrededor de dos millones de seguidores en cada una.

La activista ha dado el 'sí,quiero' a un joven llamado Asser Malik, en un enlace que se ha celebrado en Birmingham (Reino Unido), su lugar de residencia habitual.  "Hoy se marca un día precioso en mi vida. Asser y yo nos hemos casado para ser compañeros para siempre", anunciaba Yousafzai por su red social.

"Celebramos una pequeña ceremonia de nikkah (como se denomina al matrimonio en el Islam cuando se firma un contrato matrimonial) en nuestra casa de Birmingham, con ambas familias. Por favor, pedid por nosotros en vuestras oraciones. Estamos muy emocionados de caminar juntos en este viaje que tenemos por delante", remataba la activista paquistaní por los derechos de las mujeres y de la educación en la infancia.

En la publicación, donde Yousafzai aparece junto a su ahora marido y sus padres, Ziauddin Yousafzai y Toor Pekai Yousafzai, pueden leerse numerosos comentarios de personalidades importantes, como el Primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, el CEO de Apple, Tim Cook, o las activistas Greta Thunberg y Muniba Mazari, expresando sus mejores deseos a los recién casados.

A los 17 años, Malala se convirtió en la persona más joven en ganar un premio Nobel de la Paz, otorgado "por el derecho de las niñas a la educación" y por mostrar "con su ejemplo, que niños y jóvenes también pueden contribuir a mejorar su propia situación".

Su fama en Paquistán llegó entre 2008 y 2009, cuando escribió un blog en la cadena británica BBC sobre la gran problemática de las niñas en ese país. En aquel momento, la activista vivía en el valle de Swat, bajo dominio talibán, pero consiguió burlar la prohibición de los talibanes e ir junto a otras niñas a la escuela.

En 2012, cuando volvía en el autobús del colegio, dos hombres subieron inesperadamente al vehículo, la identificaron y le dispararon en la cabeza. Primero fue trasladada al hospital de Rawalpindi, y después la trasladaron a Reino Unido, por miedo a que los talibanes asaltaran la clínica e intentaran matarla. Tras una lenta recuperación, se quedó a vivir con su familia en Inglaterra.

Su marido, Asser Malikm, también de origen paquistaní, se graduó en 2012 en la Universidad de Lahore en la licenciatura de Ciencias Políticas y Economía. Desde mayo del año pasado, según su perfil de LinkedI, es el responsable de la Pakistán Cricket Board, donde se encarga de la organización de todos los viajes y partidos que realiza el equipo nacional de cricket de Pakistán, uno de los deportes más seguidos del país.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin