Actualidad

La hija de Bono, Sofía, sin tabúes sobre su adopción: "Nunca me ha llamado la atención conocer a mi familia biológica"

Antes de saber si triunfaría o no su documental, Sofía Bono se tatuó 'Abierta en canal' en su piel, el nombre con el que ha bautizado al mismo. Así lo cuenta ella misma en una entrevista con ¡Hola!, donde el miembro más joven y discreto de la familia Bono habla por primera vez sobre su primer proyecto en 'streaming' con el que ha abierto su corazón y habla sobre su adopción.

"Hola, me llamo Sofía y soy adoptada", es como se presentaba la hija de José Bono a sus compañeros de clase cuando era pequeña. Sofía, que tiene 21 años y estudia Diseño de Interiores y Decoración a distancia, en Regents University, es chilena de nacimiento y llegó a la familia del ex ministro en 2001.

Tal y como publicó a en sus redes sociales, en 'Abierta en canal', un proyecto audiovisual dirigido por la periodista Berenice Lobatón, hija de Paco Lobatón y Mari Pau Domínguez, cuenta su experiencia vital a través de pequeños vídeos: "Hoy me sumerjo en una aventura que seguramente marque un antes y un después en mi vida, pero mi intención no es cambiar la mía, sino la de todos aquellos que en algún momento se han sentido inseguros por el simple hecho de ser adoptados o los que han dudado si adoptar a un niño por miedo", relata.

Lea también: La hija pequeña de Bono, Sofía, acaba en el hospital tras un aparatoso accidente: su madre la llevó en silla de ruedas

Tras lanzarlo al público, Sofía ha recibido un sinfín de comentarios positivos y de agradecimiento por hablar de una forma tan íntima y cercana sobre su experiencia: "Me siento realizada al saber que mi historia ha ayudado a muchas personas, aunque siempre digo que con que hubiese ayudado a una sola sería feliz", cuenta al citado medio.

La hija del ex político llevaba mucho tiempo queriendo hacer algo para ayudar a las muchas personas que le escribían y preguntaban dudas sobre la adopción, y pensó que hacerlo a través de redes sociales sería lo más cercano. No obstante, aunque matiza que es una persona "reservada" con su vida privada, aclara que no ha sido duro hacer este proyecto porque tenía un objetivo claro: "Yo tenía que exponerme para poder ayudar. Lo haría una y mil veces. Yo no he vendido mi vida privada, he aprovechado mi influencia para dar voz a mi historia en representación de muchas", expresa a ¡Hola!

De la adopción, vuelve a entonar las palabras que ya adelantó cuando desveló en sus redes el contenido del proyecto audiovisual. Entonces, decía que "la adopción es algo natural y por ello, con toda la naturalidad del mundo cada semana os iré abriendo las puertas de mi historia personal. De lo que significó y a día de hoy significa para mi ser adoptada. Siempre me ha gustado llevar mi vida privada con la máxima discreción, pero si hoy comparto parte de mi vida con vosotros es para ayudar y concienciar sobre un asunto que muchos tratan como 'tabú".

Y es que, para Sofía la adopción no es más que "un acto de amor incondicional", ya que una persona te abre las puertas de su vida y te da una segunda oportunidad sin conocerte.

Por este y otros muchos motivos siempre estará agradecida a su familia, que es para ella "la única", pues, aunque respeta a las personas que tienen curiosidad por conocer a su familia biológica, ella nunca ha tenido ese deseo: "Solo tengo una familia y por eso nunca me ha llamado la atención conocer más sobre mi familia biológica", puntualiza en la entrevista.

Cuando le contó el proyecto que tenía en mente a sus padres y hermanos, todos le apoyaron y le dijeron lo bonito que era poder ayudar a los demás. Además, han sido partícipes del proceso y "sus mejores críticos", desvela.

Sofía vive a caballo entre Madrid y Londres y cuenta ya con 18.000 seguidores en sus redes sociales. Comparte su vida con Borja Gómez Mendo, un joven jerezano, amigo de Victoria Federica de Marichalar y gran apasionado de la caza, y ya es uno más en la familia Bono.

Jose Bono y su entonces esposa, Ana Rodríguez, tenían ya tres hijos biológicos (Amelia, José Jr. y Ana) cuando decidieron ampliar la familia. Adoptaron a Sofía, a quienes todos acogieron con los brazos abiertos. El ex presidente de Castilla-La Mancha afirmó en una ocasión: "Pensamos que le vamos a hacer un favor al niño, pero es el niño el que te lo hace a ti". Sofía adora a su familia: "De mayor me lo explicaron. Siempre lo he llevado muy bien. Como dice mi padre: 'La sangre es un cuento chino". Tenía tres meses cuando llegó a España, sus hermanos 19, 18 y 16 años: "Para lo bueno tengo cinco apoyos, para lo malo cinco personas regañándome", dijo en su primera entrevista en Vanity Fair.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin