Actualidad

María José Campanario cambia de look en el momento más delicado de su hija Julia Janeiro

La mujer de Jesulín de Ubrique, de nuevo en Madrid para arropar a Juls en su peor momento, aprovechó un rato libre para acudir a una peluquería, de donde salió con unas modernas mechas californianas

Lea también: Julia Janeiro y su novio acaban el puente de Todos los Santos en el hospital tras sufrir una agresión

En un momento muy complicado para su familia desde que Julia Janeiro cumplió la mayoría de edad, María José Campanario ha vuelto a Madrid para estar cerca de la joven en el probablemente sea el momento más duro de su vida. Y es que como han apuntado en 'Sálvame', la hija de Jesulín de Ubrique habría sido víctima de acoso, amenazas e incluso agresión por parte de su último novio, Brayan Mejía, llevando a la joven a tomar medidas legales contra el futbolista por la persecución a la que ha sido sometida en los últimos tiempos.

Una información que ni Jesús Janeiro ni María José Campanario, muy preocupados por Julia e intentando proteger la intimidad de su hija en estos delicados momentos, han confirmado por el momento, aunque las temporadas cada vez más largas que la odontóloga pasa en la capital para no dejar sola a la influencer, de 18 años, demuestran que el matrimonio ha cerrado filas en torno a Juls.

Si hace unos días veíamos a María José y a su hija dando un tranquilo paseo por la capital con el nuevo novio de Julia, el también futbolista Álex Balboa - implicado presuntamente en un altercado con Brayan en una conocida discoteca madrileña, en el que la hermana de Andrea Janeiro habría acabado por los suelos tras defender a su pareja de los ataques de su ex - ahora la mujer de Jesulín se ha dejado ver de nuevo en Madrid, pero esta vez en solitario.

Visiblemente preocupada por el delicado momento que atraviesa su hija, Campanario intentó despejarse y olvidarse por unas horas de la pesadilla que estarían viviendo en los últimos tiempos, acudiendo a una peluquería, de la que salió completamente renovada.

Con unas favorecedoras mechas californianas y un peinado de lo más moderno, una rubísima María José ponía rumbo a la casa en la que Julia reside a las afueras de la capital para reencontrarse con su hija - de quien apenas se ha separado en los últimos días - muy pendiente de su teléfono móvil y con el rostro especialmente serio. Más delgada, la odontóloga apostó por la comodidad con un pantalón vaquero, un abrigo rosa y unas zapatillas de deporte a la última moda.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments