Actualidad

Alec Baldwin, harto de las informaciones sobre su polémico western: "Es todo una mierda"

El actor sigue colaborando con las autoridades en la investigación sobre el incidente que le costó la vida a la directora de fotografía, Halyna Hutchins, cuando Alec Baldwin disparó un arma que debía ser de fogueo durante el rodaje de Rust. Harto de las informaciones acerca de las malas condiciones en la que grababan el western, la poca seguridad y la carga de trabajo, el intérprete ha compartido un comunicado de la jefa de vestuario, Terese Magpale Davis: "Trabajé en esta película. La historia que se está tejiendo de que estábamos sobrecargados de trabajo y rodeados de condiciones inseguras y caóticas es una mierda".

Lea también - Caso Baldwin: la maestra armera de Rust elude responsabilidades y dice que no sabe de dónde salió la munición real

Baldwin se ha apoyado en este texto para desmentir muchas de las informaciones que se están extendiendo estos días: "El día que Halyna murió salíamos de un turno de 12 horas después de un día de rodaje de 11 horas. Habíamos salido (incluida la cámara) a las 6:30 de la tarde. Justo antes habíamos tenido un fin de semana de 56 horas. Nadie estaba demasiado cansado para hacer su trabajo", explica Davis en el texto compartido por Baldwin.

La jefa de vestuario afirma que "los productores tenían varias reuniones de seguridad al día" y que David Halls, el ayudante del director que entregó a Baldwin el arma cargada asegurando que estaba 'fría', no era un hombre descuidado: "Nunca se mostró indiferente a la seguridad. Puede que lo haya hecho en otras series, pero no era así en la nuestra".

Numerosos diarios han afirmado estos días, según testigos y trabajadores de Rust, que las condiciones de trabajo no eran las mejores, haciendo alusión a largas jornadas y múltiples tareas que impedían concentrarse en las prioridades. La propia armera del film, Hannah Gutierrez-Reed, una de las responsables directas de la tragedia, corroboró esas informaciones y aseguró que no descartaba la posibilidad de que alguien hubiera cargado el arma a propósito para sabotear el rodaje. "Creo que alguien que haría eso quería sabotear el set, quería decir que estaba descontento, que estaba infeliz. Y sabemos que algunas personas abandonaron el set un día antes".

David Halls rompe su silencio

El asistente de dirección era uno de los responsables de vigilar las armas en el set y fue, concretamente, el que facilitó la pistola a Alec Baldwin para el ensayo al grito de 'Arma fría', es decir, arma segura o descargada. En el interrogatorio policial admitió que no había comprobado las armas después de ausentarse del set para comer. Este miércoles ha roto su silencio con un comunicado: "Halyna Hutchins no era sólo una de las personas más talentosas con quien he trabajado, pero también era una amiga. Espero que esta tragedia lleve a la industria a revaluar sus valores y prácticas para garantizar que nadie resulte herido durante el proceso creativo", ha dicho. 

Halls les dijo a los detectives que debió "haber chequeado" que todas las balas en el revolver Colt.45 eran falsas: "Pero no lo hice", reconoció.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin