Actualidad

Esther Doña: ya hemos leído su libro sobre su matrimonio con Carlos Falcó

Las esperadas memorias sentimentales de Esther Doña han salido, por fin, a la luz, este miércoles 27 de octubre. El libro, titulado La vida de un gran hombre a través de mis ojos, está editado por Planeta. Hace unos meses sonaba para ser uno de los libros del año, pero el romance destapado por Informalia a finales de julio entre la marquesa viuda de Griñón y el magistrado Santiago Pedraz cambió las expectativas del libro, hasta el punto de que Planeta no ha querido hacer la gran presentación que habían planificado con la presencia de la autora.

El apasionado idilio que vive la malagueña con el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, poco más de un año después de morir su marido, resta para algunos cierta credibilidad a la constante declaración de amor que supone todo el relato.

Lea también - Esther Doña y el juez Pedraz exhiben su amor en portada: "Carlos Falcó dijo que Santiago era el hombre que le gustaría para mí"

La historia en primera persona que cuenta la cuarta esposa de Carlos Falcó es una novela de color rosa, un cuento de hadas, en el que Doña va contando la extraordinaria vida que llevaba con su marido. Viajes por todo el mundo, cacerías de animales salvajes, monterías en España con los grandes magnates y financieros del país, como Juan Abelló, ante el cual, Carlos Falcó y su esposa bailaron en una fiesta hasta la madrugada, dejando exhausto al empresario, que quiso acompañarles en la pista mientras el marqués, entonces de 82 años, seguía dando saltos tipo John Travolta, inagotable.

Una vida maravillosa que Doña compara con la de los personajes de Memorias de África cuando acechaba una leona salvaje, siendo ella el personaje de Meryl Streep y Falcó, el romántico aventurero que encarnaba Robert Redford. De paso, la andaluza nos habla de sus rituales de belleza, de su alimentación, con unas horas de ayuno al día, que mantienen su belleza intacta.

Habla de amigos que la cuidaron después de su viudez: "Se volcaron conmigo, no pasé un día sola". Y nombra al magistrado Cándido Conde-Pumpido, pero si al redactar el libro incluía entre los amigos que le dieron consuelo a Santiago Pedraz, el nombre parece que ha sido suprimido en la versión que finalmente ha visto la luz.

También reproduce el libro los versos de amor que escribió al marqués de Griñón a su esposa, 40 años más joven: "Estabas de frente como una diosa, iluminando la noche malagueña con tu media sonrisa misteriosa…" . El poema del marqués acaba con el momento en que, por fin, supo que ella le correspondía: "Al salir del hotel Ritz /buscamos ávidos la sombra/ de su madroño centenario y bajo los tenues luceros / del invierno madrileño/ supe, mi hermosa Esther/que también me amabas".

Sin embargo, no encontramos referencias a la noche del hotel Eurobuilding, en la que la discusión de la modelo y el aristócrata acabó con el padre de Tamara Falcó durmiendo en Comisaría. Tampoco hay referencias a la bronca monumental entre Doña y Aldara Falcó y de la Cierva, la hija pequeña del marqués, que al volver de finalizar el curso en Austria se encontró su habitación ocupada por la madre de Esther y sus cosas en un trastero. Tampoco hemos podido conocer la versión de la marquesa viuda sobre su enfrentamiento con Duarte Falcó, el único de los cinco hijos de Griñón que tenía trato con la nueva esposa de su padre y un día abandonó el palacio del Rincón para siempre.

De su vida anterior, Doña hace referencia a cuando conoció a Julio Iglesias y el cantante le hizo una prueba para ser bailarina en sus actuaciones, pero no la superó, aunque de ese encuentro nació una amistad que la hizo visitar a Julio y a su familia en su casa de Ojén (Málaga).

A los amantes de las novelas románticas, de los amores entre nobles y plebeyos, los que no leen las revistas del corazón y no conocen la historia real del marqués y su última esposa, en el libro de Esther Doña encontrarán a la nueva Corín Tellado del siglo XXI.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin